Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parlamento de Chipre rechaza las condiciones del rescate bancario

El Parlamento de Chipre ha rechazado el proyecto de ley sobre la quita a los depósitos bancarios acordada con la 'troika' --Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)-- a cambio del rescate de 10.000 millones de euros. Ante esta situación, el Presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, ha convocado para este miércoles por la mañana a los líderes políticos para tratar de resolver las actuales discrepancias sobre las condiciones del rescate. Desde la Unión Europa , el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se ha apresurado a calificar esta decisión del parlamento chipriota como "decepcionante".

El partido del Gobierno (Disy) se ha abstenido en la votación, tal como estaba previsto. El texto no ha recibido ningún voto a favor y, en cambio, ha obtenido 36 en contra y 19 abstenciones. Un diputado se encontraba ausente del Parlamento.
El proyecto de ley remitido al Parlamento por el Gobierno de Nicosia prevé salvar de la quita a los depósitos inferiores a 20.000 euros. Pero, a cambio, no compensa esta caída de la recaudación con aumentos de la tasa a las cuentas más altas, sino que mantiene el 6,75% para los depósitos entre 20.000 y 100.000 euros y el 9,9% para los superiores.
El Presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, ha convocado para este miércoles por la mañana a los líderes políticos para tratar de resolver las actuales discrepancias sobre las condiciones del rescate. Concretamente,  el presidente chipriota tiene previsto reunirse a las 9.00 hora local con los líderes de las principales formaciones políticas del país.
Previamente, en declaraciones a 'The Guardian', Anastasiadis admitió que el Parlamento rechazaría el acuerdo, ya que considera que los términos del rescate pactado con la 'troika' son injustos y van en contra de los intereses de Chipre.
Durante el debate parlamentario de este martes, centenares de personas se han concentrado en el exterior del Parlamento chipriota para protestar contra el rescate y pedir a los políticos que rechacen el acuerdo alcanzado con la 'troika'.
La UE califica el resultado de la votación de "decepcionante"
Desde la instituciones comunitarias, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, ha tachado de "decepcionante" el resultado de la votación del parlamento de Chipre y ha pedido al Gobierno de Nicosia que presente alternativas para que el coste del rescate no supere los 10.000 millones de euros.
"Lamento mucho que Chipre haya adoptado esta decisión, pero la pelota está todavía sobre su tejado porque la oferta del Eurogrupo y sus condiciones siguen sobre la mesa", ha dicho Dijsselbloem en declaraciones a la prensa.
"Chipre tiene cierta libertad para presentar propuestas, pero deberán cumplir nuestras condiciones" para recibir el rescate, ha resaltado el ministro holandés de Finanzas.
Los requisitos del Eurogrupo, ha proseguido Dijsselbloem, son dos: "el plan no puede superar los 10.000 millones de euros y la deuda de Chipre no puede ser más del 100% del PIB (en 2020) porque de otro modo nunca podrán pagarla y nunca saldrán del agujero".
"Desde el principio estos han sido los dos puntos de referencia y estas condiciones siguen sobre la mesa", ha subrayado.
Dijsselbloem ha negado que la situación tras el voto del parlamento chipriota sea de "caos" y ha destacado que el Eurogrupo aprobó por "unanimidad" propuestas para ayudar a Chipre y que ahora la "responsabilidad" de aceptar la oferta es del Gobierno de Nicosia.
El Gobierno de Nicosia había pedido inicialmente un rescate de 17.000 millones de euros, equivalente al 100% del PIB de la isla, que según el Eurogrupo habría disparado la deuda hasta niveles insostenibles.
Por ello, en su acuerdo del sábado los ministros de Economía de la eurozona redujeron el importe del préstamo a 10.000 millones de euros. Y aprobaron la creación de la tasa a lo depósitos para financiar el resto de la ayuda necesaria.
El Eurogrupo cifró en 5.800 millones de euros la recaudación que se lograría con la tasa a los ahorradores y avisó este lunes de que aceptaría cualquier cambio siempre que se garantizaran estos ingresos.
"El Eurogrupo está preparado para ayudar a Chipre en sus esfuerzos de reforma y reitera su posición del lunes", ha señalado posteriormente Dijsselbloem en un breve comunicado de reacción al voto chipriota.
La quita a los depósitos es necesaria únicamente en Chipre
Previamente a este rechazo, también Dijsselbloem, aseguraba que no habrá necesidad de imponer un gravamen a activos en otros países de la zona euro, en la línea de la quita que se aplicará a los depósitos bancarios en Chipre con el objetivo de limitar la ayuda prestada por la 'troika' --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--.
El Gobierno chipriota tiene previsto aplicar una tasa a los depósitos por encima de 20.000 euros del 6,75%, que en el caso de los que superen los 100.000 euros ascenderá al 9,9%, con el objetivo de aumentar la liquidez necesaria para recapitalizar su sector bancario, lastrado por la reestructuración de la deuda griega.
Esta decisión ha aumentado la preocupación de que se aplique una medida similar en otros países de la eurozona, socavando la confianza de los depositantes en los bancos. Sin embargo, el ministro francés de Finanzas asegura que esto no ocurrirá en otros países de la unión monetaria europea.
"Está absolutamente fuera de lugar, no hay ninguna necesidad de un gravamen en los activos de otros países", aseguró Dijsselbloem en declaraciones al Parlamento holandés. En este sentido, reiteró que, debido al tamaño del sector bancario chipriota y las necesidades de recapitalización de sus entidades, ha sido inevitable recurrir a la ayuda de los depositantes.