Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Chad pide ayuda financiera inmediata o de lo contrario retirará sus fuerzas de paz regionales

Achaca a Occidente "falta de visión" en Libia, detonante de buena parte de la conflictiva situación actual en la región
El presidente de Chad, Idriss Déby, ha advertido este domingo que si Chad no recibe ayuda financiera, a finales de este año se vería obligado a retirar alguna de sus tropas de la lucha contra el terrorismo y ha asegurado que muchos chadianos están "decepcionados" con Occidente.
Chad tiene uno de los ejércitos más capaces de la región y ha jugado un papel decisivo en los esfuerzos, respaldados por Occidente, para combatir a Boko Haram y Al Qaeda. Durante los últimos años Chad ha enviado tropas a Nigeria, Níger, Camerún y Malí para luchar contra el terrorismo.
"Chad es un país pequeño que no tiene medios financieros, que ha sufrido grandes problemas en su historia reciente. Es deber de quienes tienen más medios ayudar, ya sea militar, logística o financieramente", ha explicado Idriss Déby a Radio Francia Internacional, TV5 y 'Le Monde' en una entrevista conjunta publicada este domingo.
"Chad ha invertido de sus propios recursos más de 300.000 millones de francos CFA (más de 457 millones de euros) para la lucha contra el terrorismo sin ninguna ayuda externa. Hasta ahora estamos solos en esta lucha", ha añadido Déby.
Durante la entrevista, el presidente ha asegurado que "los chadianos están decepcionados y piensan que Chad ha hecho demasiado, que debe retirarse de estos escenarios para cubrirse las espalda". "Creo que a finales de 2017, principios de 2018, si continúa la situación, Chad no será capaz de mantener a muchos soldados fuera de su territorio. Algunos de nuestros soldados volverán gradualmente", ha añadido Déby.
Del mismo modo, ha advertido que tiene que tomar una decisión sobre las tropas desplegadas en el proyecto G5 Sahel. "Chad no puede tener 1.400 hombres en Malí en la misión de Naciones Unidas, y al mismo tiempo 2.000 soldados en el G5. Incluso si llega financiación, hay que tomar una decisión", ha explicado.
"FALTA DE VISIÓN"
Además, Déby ha hablado de su país vecino Libia y ha culpado a occidente de la situación caótica que atraviesa.
"Libia es una amenaza (...) Yo sabía muy bien en lo que se convertiría el país sin Gadafi. Fui uno de los pocos jefes de Estado que protestó -- en contra de la intervención de la OTAN -- y que anunció que las consecuencias serían dramáticas. Los occidentales son totalmente responsables. La falta de visión de Occidente es lo que ha provocado esta situación", ha afirmado Déby.