Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Alemania inicia una visita de cuatro días a Israel en medio de tensiones bilaterales

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, viajará este sábado a Israel para iniciar una visita oficial de cuatro días en la que intentará limar asperezas con el primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, que hace diez días canceló un encuentro con el ministro de Exteriores alemán tras conocer que se reunió con ONG hebreas críticas con el Gobierno israelí.
El avión que traslada a Israel a Steinmeier y a su esposa, Elke Buedenbender, ha despegado desde Berlín las 15.40 -- hora peninsular española -- y llegará en poco más de dos horas a Israel, donde hoy mismo Steinmeier se reunirá tanto con Netanyahu como con el presidente del país, Reuven Rivlin, para visitar el memorial de Yad Vashem en recuerdo a las víctimas del Holocaust.
Aunque la intención de Steinmeier es la de apaciguar las tensiones, también se espera que reprochará la expansión de los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado. Sin embargo, no se reunirá ni con Breaking the Silence ni con B'Tselem, las dos ONG con las que sí conversó el ministro Sigmar Gabriel, para enfado del Gobierno israelí.
Se espera, no obstante, que Steinmeier mantenga un breve encuentro con dos figuras populares de la cultura israelí, los escritores Amos Oz y David Grossmann, también críticos con la expansión de los asentamientos.