Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 discuten mañan el postconflicto en Siria e incentivos para la paz en Oriente Próximo

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea discutirán este lunes en Bruselas las próximas etapas para tratar de llegar a una solución en Siria y el papel de la UE en un escenario de postconflicto y cómo apoyar el relanzamiento de las negociaciones en Oriente Próximo e incentivar a israelíes y palestinos a sellar un acuerdo de paz.
La reunión de los Veintiocho, que será la primera en el nuevo edificio del Consejo, comenzará con un "breve" intercambio de puntos de vista sobre las prioridades para el primer semestre del año en materia de policía exterior, aunque no se espera que entren a discutir las relaciones con la nueva Administración estadounidense de Donald Trump, que asumirá funciones el próximo 20 de enero, según fuentes diplomáticas.
Respecto a Siria, los Veintiocho abordarán el papel de la UE para apoyar un alto el fuego completo, el acceso humanitario y una transición política genuina de cara a las próximas reuniones internacionales para tratar de salir de la crisis siria, el próximo 23 de enero en Astana, organizada por Rusia y Turquía, que será "preparatoria" de la reunión, bajo el auspicio de la ONU, prevista para el 8 de febrero en Ginebra.
Los jefes de la diplomacia europea discutirán los elementos de "una estrategia para Siria" de la Unión Europea. "Se trata de reflejar juntos cómo vamos a trabajar en tres cosas a la vez: la ayuda para los refugiados sirios y la ayuda humanitaria, qué hacer si no hay una solución política en Siria y, si se materializa finalmente, cuál puede ser el papel de la UE en materia de reconciliación y reconstrucción".
La UE ha dejado claro ya claro que no participará en la reconciliación y la reconstrucción de Siria hasta que no haya arrancado una transición política "genuina", algo que para "muchos Estados miembros", entre ellos, Francia y Reino Unido, requiere la salida del presidente sirio.
"Bashar al Assad deberá dejar el poder", ha insistido una fuente diplomática, que ha dejado claro que una solución política sólo será posible si se enmarca en "los parámetros extremadamente claros" definidos en Ginebra y la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2254, algo "difícil" y "complicado", más todavía si cabe tras la toma de Alepo por el régimen sirio con el apoyo de Rusia e Irán, pero "la única posible". "No habrá paz en Siria mientras Bashar al Assad siga", ha justificado.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, informará a los Veintiocho de sus últimos contactos con los países con la región, incluidos Arabia Saudí e Irán, para tratar de explorar el apoyo a la reconciliación y la reconstrucción una vez la transición haya arrancado e informará asimismo sobre sus planes para organizar una conferencia en Bruselas "a principios de abril" para dar "seguimiento" a la conferencia de Londres de febrero para recabar ayuda para los refugiados sirios y reflexionar "el marco del postconflicto" en Siria.
Los Veintiocho abordarán durante su almuerzo cómo apoyar el relanzamiento de las negociaciones de paz entres israelíes y palestinos y preservar una solución de dos Estados, cada vez más cuestionada por la política de asentamientos israelí, con la reunión internacional del 15 de enero en París como telón de fondo, así como la reciente aprobación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, muy crítica con los asentamientos israelíes y que no fue vetada por Estados Unidos, que se abstuvo.
En un momento de incertidumbre sobre cuál va a ser la política del próximo presidente estadounidense, Donald Trump, en Oriente Próximo, Francia espera que la UE concrete en París "un paquete de incentivos" para palestinos e israelíes --que los Veintiocho ya ofrecieron a ambas partes en 2013-- para alentar la reanudación de negociaciones y que sellen un acuerdo de paz.