Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La popularidad de Peña Nieto toca mínimos históricos

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, se sitúa en el nivel más bajo de un inquilino de Los Pinos en décadas en el marco de las protestas por el aumento del precio de la gasolina, según un sondeo sobre intención de voto publicado este miércoles por el diario local 'Reforma'.
La aprobación de la gestión presidencial de Peña Nieto suma tan solo un 12 por ciento, 12 puntos menos que hace un mes, mientras que el rechazo ha escalado hasta el 86 por ciento, 12 puntos más que en la medición del pasado diciembre.
Por partidos, al gobernante Revolucionario Institucional (PRI) no le va mejor. Ha caído cinco puntos hasta el 17 por ciento, pasando de segunda fuerza política --empatado con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)-- a la tercera.
El más beneficiado en el transcurso de este mes ha sido, precisamente MORENA, que ha mantenido su primera posición y ha sumado cinco puntos, hasta el 27 por ciento. En segundo lugar está el Partido Acción Nacional (PAN), si bien ha pasado del 27 al 24 por ciento.
Esta caída en picado de los índices de aprobación de Peña Nieto y su partido político se debe, principalmente, al llamado 'gasolinazo'. El 85 por ciento de los interrogados cree que el aumento del precio del combustible no está justificado.
A final del año pasado el Gobierno anunció una subida de hasta un 20 por ciento de las tarifas de la gasolina y el diésel a partir de enero y más ajustes en febrero, como paso previo a una liberalización gradual durante el resto de 2017.
Los mexicanos han tomado las calles de las principales ciudades del país iberoamericanos para expresar su rechazo. Decenas de personas han sido detenidas por los enfrentamientos con la Policía en las protestas por el 'gasolinazo'.