Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los presos políticos liberados este martes en Venezuela toma posesión como diputado

Gilberto Sojo, uno de los cuatro presos políticos que han sido liberados de madrugada por el Gobierno de Venezuela en medio del diálogo con la Mesa de Unidad Democrática (MUD), ha tomado posesión de su acta de diputado horas después.
Sojo, diputado suplente del partido político Voluntad Popular por el estado venezolano de Aragua, ha jurado el cargo en medio de los aplausos del grupo parlamentario de la coalición opositora, según informa el diario local 'El Nacional'.
Sojo ha sido liberado junto a Vladimir Araque, ingeniero electrónico; Romer Mena, general de brigada retirado del Ejército; y el abogado Leopoldo D'Alta, ex director de la alcaldía Metropolitana, según ha precisado el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús 'Chúo' Torrealba.
Sojo estaba recluido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) desde final de 2014 acusado de planear la colocación de una bomba en el Palacio de Justicia para lograr la liberación del líder de su partido, Leopoldo López.
Por su parte, Araque fue detenido en mayo de 2014; Mena, en agosto de 2015; y D'Alta, a mediados de 2015, acusados todos ellos de financiar o planificar violentas protestas contra Maduro durante las revueltas opositoras de hace dos años.
"Por supuesto que tenemos que expresar de alguna forma satisfacción" ha dicho Torrealba, aunque ha subrayado que "todos los presos políticos son inocentes" y "todos merecen libertad". "A seguir luchando y haciendo lo que hay que hacer, en todos los escenarios para lograrlo", ha instado.
Estas excarcelaciones se enmarcan en el diálogo que el Gobierno y la MUD iniciaron el pasado 30 de octubre en Isla Margarita para superar la crisis que sufre Venezuela. Las partes llegaron a un acuerdo de mínimos que contempla la liberación de presos políticos.
Sin embargo, ambos se han acusado de incumplir este primer pacto. La MUD reclama todavía que se respete la autonomía de la Asamblea Nacional --controlada desde un año por la oposición-- y que se facilite una "salida electoral". El Gobierno, por su parte, acusa a la MUD de lanzar una "guerra económica" para desestabilizar la nación caribeña.