Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La clase política portuguesa recuerda a Mário Soares, un "grande de talla mundial"

La clase política portuguesa ha rendido homenaje a Mário Soares, fallecido este sábado en Lisboa a los 92 años de edad. Los elogios han venido desde todo el espectro de la clase política y desde altos cargos como el secretario general de la ONU, António Guterres.
El socialista Guterres ha recordado a Soares como "uno de los raros líderes políticos de verdadera estatura europea y mundial" y al que los portugueses deben "en gran medida, la democracia, libertad y respeto a los derechos fundamentales.
"Rindo mi homenaje a Mário Soares con la certeza de que quedará en nuestra memoria y en la historia de nuestro país como un hombre libre que quiso que todos viviésemos en libertad y que luchó toda una vida para que eso fuera posible", ha añadido.
El primer ministro portugués, el también socialista António Costa, ha mencionado a Soares desde Nueva Delhi, donde se encuentra de viaje oficial, y ha destacado que "toda su vida luchó por la libertad". El ex primer ministro es "insustituible" y deja una "eterna nostalgia".
En su mensaje, Costa ha anunciado tres días de luto oficial a partir del lunes y un funeral de Estado. Sin embargo, Costa ya ha adelantado que no va a poder asistir, ya que su viaje concluye el jueves. "Estoy de visita de Estado y no podré estar personalmente presente", ha explicado.
El Partido Ecologista ha recordado que Soares "marcó la historia del país" en particular por su "contribución a la lucha contra el régimen fascista, una dictadura que retuvo al país durante casi medio siglo a la fatídica pobreza, analfabetismo y al miedo a la libre expresión y opinión". Además, subraya la innovación que impulsó con las denominadas "presidencias abiertas" con las que Soares recorría el país.
El Partido Comunista Portugués también recuerda su pasado "antifascista", pero reconoce sus "conocidas divergencias" con Soares en cuanto al "combate contra el rumbo emancipador de la Revolución de Abril y a sus conquistas, incluida la soberanía nacional".
Desde la oposición, el Partido Social Demócrata (PSD) ha destacado que Soares "deberá ser recordado como defensor de la libertad y la democracia" a pesar de "decisiones que tomó que no están exentas de errores o polémicas". Soares es "una de las personalidades más decisivas de la historia contemporánea de Portugal", que "dejó una marca profunda".