Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos policías turcos arrastran a un hombre muerto por la calle mientras lo graban

El gobierno turco sigue responsabilizando al Estado Islámico como el autor del atentado del sábado que acabó con un centenar de muertos. El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha confirmado que el atentado en Ankara fue perpetrado por dos suicidas y ha señalado que la investigación apunta al grupo yihadista. El país continúa atrapado entre la guerra de Siria y el conflicto Kurdo, que ha dejado estas imágenes muy duras. Muestran a dos policías turcos arrastrando el cadáver de un hombre kurdo abatido tras un enfrentamiento con los agentes.

Al parecer Haci Lokman de 24 años murió durante un tiroteo con unidades especiales de la Policía turca en la ciudad de Sirnak, donde se enfrentaron simpatizantes de la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y las fuerzas del orden. El joven fue rematado por los policías y más tarde le ataron a un blindado, arrastrándolo por la calle. Los dos policías han sido destituidos. Mientras, miles de kurdos mantienen sus protestas, participaron en un homenaje floral y tacharon de asesinos al presidente y la Policía a los que culpan de los atentados.