Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía turca paga la ira de un grupo de manifestantes kurdos en Cizre

En la noche de este sábado, un grupo de manifestantes kurdos ha protagonizado violentos enfrentamientos con la policía turca en las calles de la ciudad de Cizre, situada en la frontera con Siria. Los agentes han tenido que recurrir a la utilización de cañones de agua y granadas con gas lacrimógeno para dispersar las protestas. Los manifestantes que han llevado a cabo los actos más violentos, como el lanzamiento de cócteles molotov contra los vehículos policiales, expresan de esta forma su impotencia ante las últimas incursiones de fuerzas del Estado Islámico sobre la ciudad siria de Kobani. Estos ataques han provocado además el desplazamiento de cerca de 150.000 refugiados a Turquía procedentes de Siria.