Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mursi asegura que la policía egipcia no usa munición letal contra manifestantes

Policías egipciosReuters

El ministro del Interior de Egipto, Mohamed Ibrahim, ha declarado este domingo que la Policía jamás ha empleado munición letal contra los manifestantes y ha pedido a todas las partes que no involucren a las fuerzas de seguridad, en plena huelga, en el conflicto existente entre el Gobierno del presidente, Mohamed Mursi, y la oposición.

"Si nos echan la culpa de todo lo que pasa, al final nos veremos obligados a desaparecer de escena y dejar que la gente se las apañe por sí sola", declaró Ibrahim, quien insistió en que el Ejército no es capaz de hacer el trabajo de la Policía. "Que las fuerzas armadas se limiten a proteger nuestras fronteras y nos dejen a nosotros la tarea de proteger a los pobres ciudadanos egipcios", prosiguió.
Ibrahim acusó a los medios de comunicación de divulgar "falsos rumores" sobre el abuso de la Policía, y pidió a los grupos políticos que "retiren a sus matones de las calles. El ministro insistió en que las fuerzas de seguridad no han disparado un solo tiro desde la revolución de 2011, cuando entonces estaban dirigidas por el régimen del ex presidente Hosni Mubarak.
El ministro desmintió caso por caso todas las acusaciones de asesinato que pesan sobre la Policía egipcia y condenó la violenta reacción a la ratificación de la pena de muerte contra 21 de los implicados en la tragedia del año pasado en el estadio de Port Said, que terminaron con la invasión de un club policial. "Tanto los residentes de esa zona como los ultras quedaron muy descontentos, pero eso no justifica que 3.000 individuos asalten un club social lleno de mujeres y niños y le prendan fuego".
"Si aceptan la sentencia de muerte para 21 de los detenidos, que acepten la absolución de otros 28", añadió en declaraciones recogidas por el 'Daily News Egypt'.
Sobre la huelga declarada por las Fuerzas de Seguridad Centrales (CSF), una unidad paramilitar encargada de auxiliar a la Policía, el ministro explicó que el grupo "está realizando ciertas demandas económicas que están siendo estudiadas en estos momentos" e informó de que mañana se reunirá con los huelguistas mañana lunes.