Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía cree que el escándalo de la pedofilia en el fútbol británico afecta a 98 clubes

Barry Bennell, pedofilia fútbol británicocuatro.com

La policía británica aseguró este viernes que han identificado a 83 sospechosos potenciales y posibles vínculos con 98 clubes, incluyendo algunos de la Premier League, en el escándalo de la pedofilia en los clubes de fútbol ingleses infantiles en la década de los 70. Los hechos salieron a la luz, después de que el exjugador Andy Woodward revelara que durante su niñez fue víctima de abusos sexuales por parte de un entrenador.

Las fuerzas policiales de todo el país iniciaron las investigaciones después de que el exjugador Andy Woodward revelara que en su niñez había sido víctima de abusos por un entrenador del equipo juvenil Crewe Alexandra, lo que llevó a otros exprofesionales a presentar más acusaciones.
El Consejo Nacional de Jefes de Policía (NPCC) comunicó que se habían hecho 639 referencias a los agentes de una línea de ayuda creada por la caridad de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a los Niños, involucrando a unas 350 víctimas potenciales.
"Se está actuando con rapidez sobre las denuncias recibidas por las fuerzas policiales de todo el país. También estamos colaborando estrechamente con la Asociación de Fútbol (FA) para asegurar que toda la información pertinente que poseen se comparte para informar a las investigaciones avanzando", dijo el jefe de policía Simon Bailey, el líder del NPCC para la protección de menores.
Los testimonios de abusos sufridos por los exjugadores, algunos de los cuales se han derrumbado en lágrimas en las entrevistas de televisión, han sorprendido a Gran Bretaña, planteándose preguntas sobre la magnitud del problema, cuánto sabían los clubes y las autoridades del fútbol, y si trataron de ocultarlo.
Tras esto, la FA lanzó una revisión interna de lo que admitió que podría ser una de las mayores crisis del deporte y prometió publicar plenamente sus conclusiones.
El NPCC dijo que no todos los 98 clubes cuyos nombres fueron mencionados a la policía estaban siendo investigados. "La cifra abarca todos los niveles de fútbol, desde los clubes de primer nivel hasta los aficionados", señaló en un comunicado, donde se cifraba que un 98 por ciento de las víctimas eran varones, con edades comprendidas entre los siete y los 20 años en ese momento.