Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El copiloto del avión de los Alpes se llamaba Andreas Lubitz y tenía 28 años

El copiloto del avión siniestrado en los Alpes, al que se ha responsabilizado de haber destruido "intencionadamente" el aparato al no permitir que el piloto entrara en la cabina y haber accionado el descenso, se llamaba Andreas Lubitz y tenía 28 años. Al igual que el piloto, era de nacionalidad alemana. El fiscal de Marsella, Brice Robin,  ha dicho desconocer su "origen étnico" o su religión. Asimismo, ha precisado que no figuraba en la lista de terroristas buscados. Según ha explicado, la Gendarmería francesa, en colaboración con las autoridades alemanas ya están investigándole y seguramente se interrogará a su entorno más cercano para tratar de aclarar lo sucedido. Desde Lufthansa aseguran que "era apto al cien por cien y su actitud era impecable".

De 28 años, era miembro de la asociación de vuelo alemana LSC Westerwald, desde la que el pasado miércoles lanzaron un mensaje de pésame por la muerte de su antiguo compañero. Según ha publicado el diario alemán Bild, el copiloto se inició de adolescente en el mundo de la aeronáutica, primero con vuelos sin motor.

El copiloto trabajaba para la aerolínea desde septiembre de 2013, además de haber trabajado para Germanwings. Lufthansa ha informado de que anteriormente estuvo destinado en la escuela de aviación civil de la compañía. Era natural de Montabaur, un pequeño pueblo entre Dusseldorf y Frankfurt. Su formación la desarrolló en Bremen, al norte del país, según publica el diario alemán Bild.
El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, ha indicado que el copiloto del avión de Germawings no tenía antecedentes terroristas conocidos hasta la fecha. El perfil de Facebook de Lubitz ha sido eliminado.
"Era apto al 100 por ciento para el vuelo"
Desde Lufthansa han asegurado que el copiloto era "totalmente apto" para el ejercicio. Según han señalado, Lubitz interrumpió su formación de forma prolongada pero después volvió a pasar las pruebas. "Se verificó su aptitud", ha dicho, indicando que aprobó todas las pruebas médicas y técnicas y los exámenes, lo que lo hicieron "apto al 100 por ciento para el vuelo, sin reservas".
Sobre esa interrupción prolongada, el presidente de la compañía ha asegurado que "no es inusual" que esto ocurra. A este respecto, ha declarado que tras esa interrupción siempre se vuelven a llevar a cabo pruebas de aptitud médica, técnica y psicológica para poder continuar con la formación. Spohr ha recordado que existe "secreto médico" que impide que él haga públicos los motivos de la interrupción de la formación de Lubitz, por lo que debe ser la Fiscalía francesa que investiga el caso la que facilite la información.
El fiscal de Marsella, encargado de la investigación del accidente, ha revelado los datos que se han extraído del análisis de la primera caja negra encontrada. Robin ha confirmado que el comandante abandonó la cabina y cuando quiso regresar "el copiloto se negó a abrir la puerta al comandante y accionó el botón de por una razón que ignoramos totalmente pero que podía analizarse como la voluntad de destruir este avión”. Según ha explicado el fiscal están investigando el entorno del copiloto pero "no hay ningún elemento que nos haga pensar en un atentado terrorista". Las víctimas solo se dieron cuenta de lo que ocurría en los momentos antes del impacto.
Perfil de Andreas Lubitz en Facebook