Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 piden desarrollar las interconexiones de gas y electricidad con África

Los responsables de Desarrollo de la Unión Europea han instado a desarrollar las interconexiones fronterizas energéticas a través del Mediterráneo para aprovechar el potencial de África de forma duradera.
"El Consejo reconoce que para aprovechar el potencial de energía de África de forma duradera e interconectar Europa y África a través del Mediterráneo requiere aumentar más la capacidad de generación, desarrollar interconexiones transfronterizas y el transito energético" entre ambas partes, han convenido los Veintiocho en unas conclusiones aprobadas sobre desarrollo y energía en el marco de su reunión.
Los Veintiocho han reafirmado "el compromiso" de la UE y de sus estados miembro de "asistir" a los países socio a garantizar el acceso al suministro energético para 500 millones de personas hasta 2030, en línea con los objetivos de desarrollo durable de la ONU tras admitir que la energía está estrechamente vinculada al logro del resto de los objetivos de la Agenda 2030.
"El Consejo reconoce que la falta o incluso el acceso desigual a la energía es parte de las causas en la raíz de la inmigración irregular", avisan además los Veintiocho en el texto aprobado.
Los Veintiocho estiman en cerca de un billón de euros hasta 2030 la inversión necesaria para promover el acceso universal a la energía y han subrayado la importancia de implicar al sector privado y promover el uso de instrumentos de financiación "innovadora", entre ellos, el fondo de inversiones en el exterior para África y los países vecinos de la UE.
Bruselas confía en movilizar inversiones por valor de hasta 44.000 millones de euros con una aportación de 3.350 millones de euros del presupuesto europeo y del Fondo Europeo de Desarrollo y con las aportaciones de otras instituciones financieras y del sector privado y estima que se podrían duplicarse hasta los 88.000 millones si también aportan los Estados miembro.
Los Veintiocho han subrayado la necesidad de reforzar la relación entre las políticas de desarrollo, energía, clima, medioambiente, agua, seguridad alimentaria y nutrición, así como investigación e innovación y han recordado que la política de desarrollo y las acciones en materia energética son una parte "fundamental" de la diplomática energética y climática de la UE "revitalizada".
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha puesto en valor la importancia de que "por primera vez" los responsables de Desarrollo hayan discutido el vínculo entre la política de desarrollo y el acceso a la energía "especialmente en África". "Esto va a ser parte de nuestras políticas para erradicar la pobreza", ha asegurado al término de la reunión, en la que ha confirmado que se recurrirá al plan de inversión exterior para promover inversiones en el sector de la energía "de forma durable".
Los Veintiocho también han discutido sobre los primeros resultados de los nuevos acuerdos en inmigración promovidos por la UE con países prioritarios de origen y tránsito --Níger, Nigeria, Malí, Senegal y Etiopía_y uno de cuyos elementos clave es aumentar la tasa de expulsiones de los inmigrantes en situación irregular en Europa. Mogherini ha explicado que presentará a los líderes europeos en la cumbre de diciembre el segundo informe de evaluación de los mismos.
También han abordado el cumplimiento de la Agenda 2030 de desarrollo durable y el nuevo marco de cooperación que esperan negociar con los países de la región de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) una vez expire el actual Acuerdo de Cotonou en 2020. La Comisión espera que los Veintiocho den luz verde al mandato de negociación "a lo largo de 2017" para tener tiempo suficiente para negociar con los países de la región, según fuentes comunitarias.