Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 100.000 personas participan en la Marcha de Mujeres en Los Ángeles

Cientos de miles de personas se han dado cita en el centro de Los Ángeles este sábado para marchar por los derechos de las mujeres, al día siguiente de la toma de posesión de Donald Trump, en otra congregación de las muchas que han tenido lugar este sábado en Estados Unidos y en la que ha destacado la protesta de Washington que según sus organizadores ha contado con más de 500.000 participantes.
Según informa 'The Los Angeles Times', los manifestantes se han reunido en la plaza Pershing desde primera hora de la mañana, si bien a las 9.30 (hora local) los participantes ya abarrotaban este lugar y se distribuían por las calles aledañas. La marcha se ha caracterizado por el color rosa de gorros, bufandas y chaquetas, que se ha convertido en símbolo de desafío ante la toma de posesión de Trump.
El número de participantes en esta marcha oscila entre los 750.000, dato que ha ofrecido la plataforma organizadora, y los "más de 100.000" que ha señalado la Policía de Los Ángeles, si bien las autoridades tampoco han ofrecido un dato preciso.
Según las autoridades se trata de la mayor manifestación desde una marcha a favor de la inmigración que en 2006 congregó a 500.000 manifestantes. Según el veterano activista, Jorge Rodríguez, que organizó aquella marcha, la manifestación de este sábado a favor de los derechos de las mujeres ha sido al menos igual de numerosa.
La Policía no ha informado sobre detenciones y los agentes han comenzado a reabrir al tráfico las calles del centro una vez la protesta se ha ido disipando poco a poco.
A la marcha de Washington, la más mayoritaria y que ha contado con el apoyo de personalidades como Hillary Clinton, Bernie Sanders o John Kerry, se le han unido concentraciones de mujeres en ciudades como Boston o Chicago, donde ha sido especialmente multitudinaria. También ha habido manifestaciones en Denver, donde se ha coreado que es "El amor, no el odio, hace grande de nuevo a Estados Unidos"; o en Filadelfia, donde se han desbordado las previsiones.
Estas marchas se suman a las más de 600 convocadas en todo el mundo, desde Berlín a Bombay, pasando por Sídney, Zagreb, Melbourne, Estocolmo o Tokio. Las manifestaciones de Londres y Dublín han estado caracterizadas por el eslogan "We Shall Overcomb", otro juego de palabras casi intraducible entre "Venceremos", la balada de Pete Seeger, y la palabra "peine", acompañando a dibujos del pelo de Trump.