Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 9.000 personas se manifiestan en Bruselas contra el CETA y el TTIP

Alrededor de 9.000 personas se han manifestado este martes en Bruselas, según la estimación de la Policía de Bruselas, para protestar contra el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, conocido como CETA, y las negociaciones que la UE mantiene con Estados Unidos para firmar un tratado similar, el famoso TTIP. Los organizadores elevan la cifra a entre 10.000 y 15.000 manifestantes.
La manifestación ha finalizado en el barrio europeo bruselense, donde se encuentran la sede de la Consejo europeo y de la Comisión Europea. Esta última es la institución comunitaria encargada de negociar los tratados comerciales en nombre de la UE.
Aunque la concentración estaba convocada en protesta contra el acuerdo de libre comercio con Canadá, que aún debe ser ratificado, y contra el tratado transatlántico de comercio e inversión (TTIP), los manifestantes también han hecho referencia a las negociaciones del acuerdo multilateral sobre comercio internacional de servicios (TISA).
"No TTIP, No CETA, No TISA", han pintado los manifestantes entre las sedes de ambas instituciones comunitarias, donde también han colocado dos caballos de Troya hinchables, el alusión a los perjuicios que, en su opinión, podrían suponer estos tratados comerciales para la UE en caso de ser aprobados.
La manifestación, en la que han participado sindicatos, organizaciones medioambientales, ONG, asociaciones vecinales y de pensionistas, entre otros actores de la sociedad belga, ha llegado al barrio europeo al grito de "¡El CETA no se aprobará!", acompañado de cláxones de los tractores que encabezaban la marcha.
Esta manifestación ha tenido lugar tres días antes de que los responsables de Comercio de los Estados miembros mantengan este viernes una reunión de carácter informal en Bratislava, en la que abordarán tanto la ratificación del CETA como los avances en las negociaciones del TTIP.
El Ejecutivo comunitario ha afirmado este martes que espera mantener en ese encuentro un debate "franco y abierto" sobre las perspectivas de futuro de ambos pactos comerciales. Además, un portavoz comunitario ha asegurado que Bruselas está "totalmente" al tanto del debate que ha surgido en los Estados miembros en relación a la política comercial en general y, en particular, a los acuerdos de la UE.
En los últimos meses las críticas al TTIP también han llegado procedentes de algunos Gobiernos de los Estados miembros. Así, Francia anunció que pediría en septiembre dar por terminadas las negociaciones con Estados Unidos, mientras que el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, aseguró que las conversaciones han fracasado.