Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidas 22 personas en una operación tras el secuestro del fiscal turco

La Policía turca ha detenido a 22 personas en provincia de Antalya, en el sur del país, en una operación contra el ilegalizado partido de extrema izquierda Partido de la Liberación del Pueblo-Frente (DHKP-C), tras el secuestro este martes del fiscal Mehmet Selim Kiraz a manos de dos supuestos miembros, que finalizó con la muerte del rehén y ambos captores.

Según informa el diario 'Hurriyet', la Policía local ha detenido a 22 personas que presuntamente tendrían planes para realizar atentados similares. Las autoridades siguen buscando a otra persona sospechosa de estar relacionada con el secuestro de Kiraz.

Por su parte, el abogado Hakan Evcin ha denunciado la imputación a los miembros de DHKP-C de posibles atentados en Antalya y ha señalado que los detenidos comparecerán ante los medios de comunicación esta tarde para defender su versión de los hechos.

Dos miembros del partido marxista secuestraron este martes a Kiraz, fiscal encargado del caso de Berkin Elvan, un adolescente de 15 años que falleció el año pasado tras estar meses en coma a raíz del impacto de un bote de gas lacrimógeno lanzado durante las protestas contra el Gobierno del entonces primer ministro Recep Tayyip Erdogan por los planes de reforma del parque Gezi en Estambul.

Las demandas del grupo marxista pasaban por una confesión en directo de los agentes sospechosos de la muerte de Elvan, que se les juzgara en un "tribunal popular" y la absolución de todas las personas juzgadas por participar en las marchas de solidaridad con el joven.

No obstante, la Policía puso fin al secuestro, después de intensas negociaciones con los dos captores durante seis horas, irrumpiendo en la sede judicial en la que Kiraz se encontraba secuestrado. En la operación murieron los dos captores y el fiscal falleció horas después en el hospital a causa de las heridas que había sufrido.