Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 23 personas fallecen en varias localidades sirias a manos de las fuerzas de seguridad del régimen

El número de fallecidos podría haber ascendido a 27

Al menos 23 personas han muerto este sábado en varias ciudades de Siria en una nueva jornada de represión a manos de las fuerzas de seguridad del régimen de Bashar al Assad, según han confirmado los Comités de Coordinación local, una agrupación opositora.
De los 23 fallecidos, uno es un niño. Doce personas han perdido la vida en Idlib, en el noroeste de Siria, siete en Homs (centro) y cuatro en el barrio de Harasta, en Damasco.
Los Comités de Coordinación Local han precisado en su web que las fuerzas de seguridad se han desplegado en la localidad de Daraya y han colocado diversos controles en las calles de la ciudad. Los residentes han sido registrados y algunos de ellos han sido "atacados y golpeados". También se han escuchado disparos "esporádicos".
Entretanto, en Daraa, varias personas han resultado heridas cuando los soldados han irrumpido en la ceremonia funeraria de una de las víctimas mortales del atentado de este viernes en el que 26 personas murieron.
Por su parte, en Homs, de acuerdo con un comunicado de esta organización opositora, se han registrado varias explosiones e intensos disparos con artillería pesada en los puestos de control de las fuerzas de seguridad del régimen.
En Deir Ezzor, intercambios de disparos han sucedido a una manifestación convocada por la tarde de este sábado y a un corte de la electricidad en el barrio de Hamediah.
Según recoge la cadena británica BBC, el número de fallecidos podría haber ascendido a 27, de los cuales trece se habrían producido en Idlib, ocho en Hmos, cinco en los barrios de Damasco y uno en Hama, citando a fuentes de los Comités de Coordinación Local.