Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una perra que detecta la diabetes

Detecta un cambio de nivel de azúcar en la sangre de Faith, una niña diabética de 3 años

Coge el mordedor y se lo enseña a su dueña. Es el mecanismo que Ruby tiene para avisar a su dueña de que ha habido un cambio de nivel de azúcar en la sangre de Faith, una niña diabética de tres años. La perra está entrenada para salvar a la pequeña y avisar a los adultos de cualquier cambio en sus niveles de glucosa.
Ruby está entrenada para alertar a la madre de Faith cuando la pequeña sufre algún cambio de nivel de azúcar en sangres.
Cuando eso ocurre, la perra le lleva a la madre un mordedor. En ese momento, Sara comprueba el nivel de glucosa de la pequeña y comprueba que efectivamente tiene que inyectar insulina a la menor.
La mujer explica que la vida de su familia cambió drásticamente cuando la perra llegó a casa. Entonces, Faith sólo tenía 18 meses.
Ruby ya estaba entrenada por la Fundación Amigos de la Diabetes, pero aun tenía mucho que aprender de la pequeña.
Ahora, un año y medio después Ruby es capaz de alertar hasta 45 minutos antes de que Faith tenga una bajada o subida de azúcar.