Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido un pedófilo que olvidó un USB con pornografía infantil en una biblioteca canaria

Agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Judicial de Las Palmas han detenido a un hombre de 51 años que se olvidó y dejó conectado en un ordenador de una biblioteca pública un pendrive con 343 archivos de pornografía infantil.

Un hombre de 51 años ha sido detenido, y puesto en libertad con cargos, tras dejarse olvidado un pendrive con 343 archivos de pornografía infantil conectado a un ordenador de una biblioteca pública de la capital grancanaria. Según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias, el varón, que no cuenta con antecedentes policiales, está acusado de un delito de pornografía infantil.
Tras tener conocimiento de la posible existencia de este tipo de imágenes en un pendrive olvidado en una biblioteca, Agentes adscritos al Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas comenzaron la investigación para averiguar la identidad del dueño del USB.
Así, con la preceptiva autorización de la Autoridad Judicial, los policías determinaron la existencia de contenido de pornografía infantil en el interior del soporte del almacenamiento hallado y, además, encontraron archivos conteniendo direcciones de páginas web, dedicadas a enmascarar, modificar u ocultar la dirección IP del usuario.
En este sentido, para la detención del hombre fue determinante el hallazgo de un documento de texto conteniendo los datos de filiación completos del propietario del pendrive. Por lo tanto, una vez identificado se procedió a su localización e inmediata detención.
REGISTRO DOMICILIARIO
Por su parte, en el registro practicado en el domicilio del detenido, se intervino una tableta digital, además de tres soportes de almacenamiento de datos, un disco duro y dos dispositivos de almacenamiento usb.
La investigación continúa abierta, a la espera de los análisis que se realicen de los soportes informáticos intervenidos, no descartándose la existencia de más archivos de contenido de pornografía infantil.
Finalmente, instruido el correspondiente atestado policial, se remitió a la Autoridad Judicial competente quien decretó su libertad con cargos.