Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un pedófilo condenado a cadena perpétua por la muerte de una niña de 15 meses

Lleva al hospital a la menor de la que ha abusadocuatro.com

Barry McCarney ha sido condenado a cadena perpétua por la muerte de la hija de la que fue su pareja. La menor, Millie Martin, tenía 15 meses cuando él mismo la llevó al hospital después de abusar de ella. Fue grabado por las cámaras de seguridad del centro sanitario. La pequeña presentaba 21 costillas rotas y una lesión en la cabeza de la que no logró recuperarse.

Las cámaras de seguridad del hospital irlandés de Enre grabaron a Barry McCarney mientras, desesperado, intentaba disimular lo que había ocurrido. Llevaba a la pequeña Millie de 15 meses, hija de su pareja, al hospital. La menor no pudo superarlo y murió de las heridas que él mismo le había causado al abusar de ella.
Millie tenía 21 costillas rotas y una grave lesión en la cabeza que le causó al muerte.
Ahora un juez le ha condenado a cadena perpétua por un crimen "incomprensible", según publica el diario Daily Mail.
McCarney había conocido a la madre de Millie, Rachael Martin, solo tres meses antes. En el tribunal se ha escuchado cómo unas semanas bastaron para que la menor sufriera diversos abusos físicos, como el golpe en la cabeza del que no se recuperó.
El acusado ha culpado a la madre de la menor de su muerte y ha afirmado que él estaba enfermo desde su fallecimiento. Ha argumentado que la madre siempre evitó al intervención de los servicios sociales porque había hecho "esas cosas terribles".
McCarney ha sido declarado culpable de asesinato , asalto sexual y causar lesiones corporales graves. La madre, Rachael Martin, ha sido declarada inocente de negligencia dolosa.