Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un pasajero borracho que obligó a un avión a desviarse deberá pagar unos 35.000 euros

Virgin Australiacuatro.com

Un pasajero australiano borracho que obligó a un avión de Virgin a dar la vuelta ha sido condenado a pagar 26.000 libras (unos 35.000 euros) para cubrir el coste del hotel que debieron utilizar los pasajeros del avión y del combustible con el que tuvo que ser llenado el aparato. Además, se le ha impuesto una multa de 5.300 libras (unos 7.000 euros).

Brendan Tume, de 23 años, subió borracho a bordo del avión de Virgin Australia, en Perth, con dirección Sydney. Se quedó dormido después de que el avión despegara, informa The Times.
Dos horas después, la tripulación le despertó para avisarle de que llegaba la comida. Fue entonces cuando descubrió que su equipaje había sido trasladado a la zona de carga porque era demasiado grande para que cerrara el portaequipajes.
Tume les dijo repetidamente a los auxiliares de vuelo que “dejaran de decir mierda sobre él” y les acusó de tener su cartera. También amenazó con “tirar el avión abajo”, lo que hizo que el piloto decidiera volver a Perth. Los pasajeros tuvieron que ser acomodados en un hotel para pasar la noche.