Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres de los 'normalistas' de Iguala no se rendirán hasta encontrar a sus hijos

Los padres de los 'normalistas' de Iguala dicen que no se rendirán hasta encontrar a sus hijosReuters

Los padres de los 43 'normalistas' desaparecidos en el municipio de Iguala han reiterado que no se rendirán hasta encontrar a sus hijos, en el marco de una jornada de protestas en todo México para marcar los tres meses de estos hechos.

"Han sido tres meses muy largos para nosotros y no hay nada, pero estamos como en el primer día, con toda la energía para seguir buscando a los muchachos. No habrá descanso ni desánimo", ha dicho Felipe de la Cruz, padre de uno de los jóvenes desaparecidos.
Está previsto que este viernes familiares y amigos de los 43 'normalistas' marchen por las principales ciudades mexicanas, incluida la capital, para recordar los tres meses que han pasado sin tener noticias de los estudiantes de magisterio.
Se espera que la principal movilización tenga lugar en México DF, desde el Ángel de la Independencia hasta el Monumento de la Revolución. La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) ha desplegado 1.073 efectivos para garantizar la seguridad.
Iguala ha dado el pistoletazo de salida a la jornada de protesta con una marcha que ha partido de la calle Juan Álvarez, donde los 43 'normalistas' fueron atacados por policías municipales y el 'mini cártel' Guerreros Unidos, hacia el centro de la localidad.
Los manifestantes se han detenido frente al cuartel del 41º Batallón de Infantería y han lanzado tres cócteles molotov, piedras y palos, además de realizar varias pintadas, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.
Tras diez minutos, finalmente la marcha ha continuado sin más incidentes. "Si no hubo Navidad para el Gobierno tampoco habrá Año Nuevo. Vivos se los llevaron y vivos los queremos", han gritado como consigna.
CASO IGUALA
Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.
Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.
Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.
Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.
A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.