Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos padres acusan a los medios de provocar el suicidio de su hijo

Por los artículos sobre el asesinato de su hermana, víctima de acoso escolar

Los padres de una niña que murió asesinada en un caso de acoso escolar han acusado a varios diarios y publicaciones británicas de haber llevado a su otro hijo, de quince años de edad, a quitarse la vida por los artículos "enfermizos" que escribieron sobre el fallecimiento de su hija, según ha informado la cadena Sky News.
En su comparecencia ante la comisión Leveson, que investiga las escuchas telefónicas realizadas por el extinto diario sensacionalista 'News of the World', Margaret Watson ha descrito la lucha legal que mantuvieron contra diarios y revistas por las informaciones publicadas sobre la muerte de su hija, que falleció en 1991 por las puñaladas que le asestó otro escolar en el patio de la escuela, en un claro caso de acoso escolar. Los artículos denunciados por esta familia británica fueron publicados por el periodista Jack McLean en el diario 'The Herald', además de varias informaciones de la revista 'Marie Claire'. El reportero mantiene que sus informaciones se basan en los testimonios de los abogados de la defensa y la fiscalía del caso.
Sin embargo, Watson ha subrayado que las informaciones eran tan ofensivas que llevaron al hermano menor de la niña asesinada, Alan, a quitarse la vida. "En particular, una de 'Marie Claire' enfadó a Alan porque era una vergüenza", ha declarado ante la comisión de investigación.
"Eso no es periodismo. Él quería saber qué íbamos a hacer y le dijimos que pediríamos consejo a un abogado. Llamé al abogado y le conté lo enfadado que estaba poniéndose Alan y le dije que quizá podía explicar la normativa a Alan porque nos estaba acusando de quedarnos sentados sin hacer nada", ha explicado la madre.
"Cuando salió de la escuela ese día, le llevamos a ver al abogado, que le explicó que los muertos no pueden ser difamados. Me temo que eso fue demasiado para Alan. No le culpo, puedo entenderlo", ha añadido.
Watson ha indicado que, posteriormente, su hijo fue encontrado muerto con varias copias de los artículos ofensivos y con una nota en la que se podía leer: "Lo siento, mamá y papá, pero sólo quiero irme con Diane".
Por último, Watson ha explicado a la comisión de investigación Leveson que el día del funeral de Alan el diario 'The Herald' publicó más artículos sobre el caso.