Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de la niña secuestrada cree que se la llevó alguien que conocía a la familia

"Tiene que ser alguien que me conoce". Angustiado, Garth Campbell, el padre de la niña australiana de tres años desaparecida de su casa mientras dormía, ha asegurado que solo alguien que conocía a la familia ha podido hacerlo. La desaparición de Chloe Campbell recuerda mucho a la de la niña británica Madeleine McCann. Por eso la policía la busca sin descanso también desde el aire.

Chloe desapareció de su casa mientras dormía. El jueves sobre la siete de la mañana cuando sus padres fueron a despertarla ya no estaba. La pequeña había dormido en el salón junto a sus hermanas Janae,  de ocho años, y Britney, de cinco.
Desde el principio la policía australiana la ha buscado con helicópteros. Un portavoz de la policía ha explicado en declaraciones al diario Daily Mail que aunque la búsqueda se centra en el centro de Childers, el pueblo de la familia de unos 1.500 habitantes, hoy los agentes hoy han comenzado a rastrear las granjas y terrenos cercanos.
Tiene que ser alguien que me conoce… Cómo entraron, dónde duerme”, ha dicho el padre de Chloe, según publica el diario Daily Mail. "Ellos sabían que ella estaba durmiendo en frente de la televisión”.
La ventana de la habitación donde dormía la pequeña estaba abierta y había huellas en el techo del coche que estaba aparcado junto a la ventana. El padre lamenta que el pestillo de esa ventana no se cerrara correctamente y pudieran acceder por allí.
Su hermanastra, Codi, ha hablado ante los medios pidiendo que la pequeña vuelva y ha asegurado que ella no puede estar lejos de su familia.