Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La organización del suspendido Orgullo en Estambul acusan al Gobierno de ceder ante los ultraconservadores

Los organizadores de la marcha del Orgullo en Estambul han responsabilizado al Gobierno de la suspensión del evento a pesar de que las autoriades se habían excusado en motivos de seguridad por las amenazas vertidas por grupos ultranacionalistas.
"La verdadera razón de las reacciones a una marcha que ha estado 12 años ocurriendo en paz no es más que el odio. No podéis garantizar nuestra seguridad aislándonos entre muros y pidiéndonos que nos ocultemos. Nuestra seguridad nos la garantiza el reconocimiento constitucional con justicia, seguridad y libertad", han declarado en un comunicado recogido por 'Hurriyet'.
A pesar de estas quejas, la Policía antidisturbios ha salido hoy a las calles para bloquear la ruta del evento, suspendido ayer por el Gobierno local por segundo año consecutivo, tras las amenazas del grupo de extrema derecha Los Fogones de Alperen, vinculado al ultranacionalista Partido de la Gran Unidad, y cuyo dirigente local, Kursat Mican, amenazó a principios de esta semana con sacar a "200.000 personas a las calles" para impedir la marcha.
Hasta el momento han sido detenidas una decena de personas: siete individuos asociados a grupos de extrema derecha y tres activistas LGBT. Además, en un momento dado los agentes han perseguido por las calles a manifestantes de ambos grupos con balas de goma y gases lacrimógenos.