Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder opositor de Kenia convoca protestas contra los cambios en la ley electoral

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en el titular. Disculpen las molestias))
El exprimer ministro y actual líder opositor de de Kenia, Raila Odinga, ha convocado este jueves protestas contra los cambios en la legislación electoral aprobados por el Parlamento.
El Gobierno quiere poner fin al uso del sistema electrónico, si bien la oposición ha denunciado que el retorno al recuento manual abriría la puerta a la manipulación de los resultados.
El llamamiento de Odinga ha tenido lugar después de varios días de disputas en el Parlamento, que el martes llegaron a desembocar en un enfrentamiento a puñetazos.
"Es momento de levantarse por nuestro país", ha dicho Odinga a través de un comunicado publicado en la red social Facebook, en el que ha recalcado que el partido gubernamental "ha demostrado que no tiene interés en unas elecciones libres y justas".
Asimismo, ha señalado que "el despliegue masivo de fuerzas de seguridad en los alrededores del Parlamento estaba claramente destinado a intimidar a los parlamentarios y manipular la voluntad del Ejecutivo".
Odinga ha denunciado además que el presidente del Parlamento "permitió a ciertos miembros del partido gubernamental acceder a las instalaciones portando armas", resaltando que "es una prueba de que no le interesa preservar la paz".
Por ello, el líder opositor ha convocado "acciones masivas pacíficas, no violentas y legales" a partir del 4 de enero, en los 47 condados que componen el país.
"Las elecciones no pueden seguir siendo rituales para imponer la voluntad de unos pocos sobre la mayoría de los kenianos", ha dicho, prometiendo "acabar con los contrarios a las reformas".