Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición siria insiste en llevar al Gobierno de Al Assad ante el TPI

Bacharl al-Assad, SiriaEfe

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) ha instado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a llevar al Gobierno de Bashar al Assad ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) al considerar probado que ordenó atacar con gas sarín los suburbios del este de Damasco.

"Celebramos la publicación del informe de la ONU, que confirma que se usaron armas químicas en el área de Al Ghouta y que muestra claramente que solamente el régimen sirio pudo haberlo hecho", ha dicho en un comunicado difundido por la red social Facebook.

La CNFORS ha subrayado que, "autorizándolo, el régimen de Al Assad no solo cometió el ataque químico más devastador de los últimos 25 años, sino que, como ha puesto de manifiesto el secretario general de Naciones Unidas (Ban Ki Moon), cometió un crimen de guerra".

Por ello, ha reiterado su llamamiento al Consejo de Seguridad "para que remita el caso sirio al TPI y para que haga uso de todos sus poderes con el fin de frenar la campaña de violencia del régimen de Al Assad contra su propio pueblo".

"Pedimos que acabe con la cultura de la impunidad en Siria, que impida que se sigan cometiendo crímenes de guerra en Siria. Solamente una acción decisiva del Consejo de Seguridad mostrará que no se puede violar el Derecho Internacional sin consecuencias", ha concluido.

"La comunidad internacional no puede permitir que el régimen de Al Assad siga cometiendo tales atrocidades con total impunidad. Si no actúa ya, la guerra seguirá y morirán miles de inocentes. El pueblo sirio mira al Consejo de Seguridad para que haga todo lo que está en su mano", ha añadido, el representante de la CNFORS en la ONU, Najib Ghadbian.

INFORME DE LA ONU

Un grupo de expertos de Naciones Unidas liderados por el sueco  Ake Sellstrom llegó a Siria a finales de agosto para investigar el supuesto uso de armas químicas en la guerra civil, después de que el Gobierno diera su visto bueno tras meses de negativa.

Aunque las denuncias sobre el supuesto uso de armas químicas comenzaron en marzo, el engranaje de la política internacional se activó a causa del ataque perpetrado el 21 de agosto con gas sarín sobre los suburbios del este de Damasco, que dejó miles de muertos y heridos.

Los inspectores de la ONU han publicado este lunes su informe, en el que confirman el uso a "gran escala" de gas sarín en Siria, basándose en los síntomas de las víctimas --pérdida del conocimiento, irritación de los ojos, vómitos, asfixia y convulsiones-- y en las muestras de pelo, sangre y orina.

Además, aunque no detallan la autoría, porque ese no era su cometido, especifican que el gas sarín fue lanzado desde cohetes tierra-tierra aprovechando unas condiciones meteorológicas ventajosas, de acuerdo con "pruebas claras y convincentes".

Estados Unidos ha considerado que el informe de la ONU prueba que el Gobierno sirio llevó a cabo el ataque químico, porque solo él posee gas sarín y los cohetes de 122 milímetros que lo transportaron hasta las zonas controladas por la oposición armada en Al Ghouta.