Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición venezolana denuncia una agresión de la Guardia Nacional a dos diputadas

Agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) han agredido a dos diputadas opositoras cuando intentaban acceder al Parlamento para participar en la sesión que se ha celebrado este martes para repudiar la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, según han denunciado ellas mismas.
"Denuncio: mi compañera Elimar Díaz y yo fuimos agredidas por unos GNB que no permitían que ingresáramos a la Asamblea Nacional", ha escrito en su cuenta oficial de Twitter la diputada Nora Bracho, del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT).
Díaz ha indicado a través de la misma red social que, "a pesar de las agresiones de la GNB", han logrado entrar en el Congreso. "Ya estamos cumpliendo con el país", ha anunciado.
Bracho y Díaz han participado en la sesión especial que ha tenido lugar este martes ante la presencia de los embajadores de España, México, Francia y Reino Unido para expresar el rechazo del Parlamento a la Asamblea Constituyente de Maduro.
El domingo Venezuela celebró elecciones para elegir a los 545 miembros de la Asamblea Constituyente, pese al boicot de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora--, que no presentó candidatos por considerar que tanto la convocatoria como el proceso electoral fueron un "fraude".
Maduro ha anunciado que la Asamblea Constituyente comenzará a trabajar esta misma semana con el objetivo prioritario de devolver la paz social a Venezuela, después de cuatro meses de enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad que han dejado más de cien muertos y miles de heridos.
Sin embargo, la MUD denuncia que la Asamblea Constituyente, formada solo por 'chavistas', será utilizada por Maduro para redactar una nueva Carta Magna a su medida y controlar los demás poderes del Estado.