Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición ucraniana lanza un ultimátum al Gobierno para que convoque elecciones

La oposición en Ucrania ha lanzado un ultimátum al Gobierno para que convoque elecciones bajo la amenaza de llevar a cabo un "ataque" en la capital. En los disturbios de la última noche ha ha habido 75 detenidos y 25 heridos. Además, durante todos los enfrentamientos han muerto seis personas. El cadáver de una de ellas, un opositor, ha sido hallado en un bosque cercano a Kiev. El Departamento de Estado de Estados.

Como en días anteriores, los disturbios han tenido como epicentro la calle Hrushevskoho. Un portavoz del Ayuntamiento de Kiev, citado por el 'Kiev Post', ha señalado que en las últimas 24 horas al menos 25 personas han tenido que ser atendidas tras resultar heridas en los altercados entre los manifestantes antigubernamentales y las fuerzas del orden.
La Oposición en Ucrania, tras el fracaso de las negociaciones, ha lanzado un ultimátum al Gobierno exigiendo al celebración de elecciones en 24horas. De no ser así asegura que llevarán a cabo un "ataque" en la capital, Kiev.
El dirigente opositor Vitali Klitschko defendió ante los manifestanes que el presidente puede poner fin a la disputa "sin derramamiento de sangre" si convoca elecciones anticipadas. "Mañana, si el presidente no responde (...) entonces pasaremos al ataque", advirtió.
Asimismo, el exboxeador dijo que la Policía se estaba preparando para evacuar a los manifestantes de la acampada que mantienen en la plaza de Maidan. "Debemos hacer todo lo posible para evitar que nos evacuen", señaló, según recoge la BBC.
Por su parte, Arseniy Yatseniuk, otro de los líderes opositores que participó en el encuentro con Yanukovich, dijo que el Gobierno tenía 24 horas para responder. "Si esto no ocurre, seguiremos adelante. Si recibimos un disparo en la cabeza, recibimos un disparo en la cabeza", afirmó.
En declaraciones a la BBC desde Davos, el primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, se apresuró a rechazar el ultimátum. "Las autoridades están a favor de un diálogo constructivo con la oposición (...) pero no aceptan las condiciones de un ultimátum", señaló, según los extractos de la entrevistas publicados por el Gobierno ucraniano este jueves.
Asimismo, Azarov aseguró que el Ejecutivo no ha dado instrucciones a las fuerzas de seguridad para que empleen la fuerza contra los manifestantes violentos. "Las instrucciones dadas a las fuerzas de seguridad son simples: evitar el uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos, evitar tomar por la fuerza edificios gubernamentales e instituciones", explicó.
En este sentido, el primer ministro defendió que hasta ahora "han usado solo una lista aprobada de medidas, que incluye el uso de gases lacrimógenos si hay una amenaza para la vida de los agentes y escudos", entre otras.