Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición congoleña continua sin candidato a primer ministro y no descarta que pertenezca a la UDPS

La plataforma opositora congoleña G7 ha informado este sábado de que no tiene inconveniente en que el próximo primer ministro, que será nombrado en el marco del acuerdo alcanzado el pasado 31 de diciembre con el presidente, Joseph Kabila, pueda pertenecer a la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), principal partido opositor e histórica formación política congoleña.
"Aceptamos que la UDPS pueda proponer un candidato a primer ministro", ha declarado el líder de la plataforma, Pierre Lumbi.
En virtud del acuerdo alcanzado a finales de año, el próximo primer ministro será una figura de consenso dentro de la oposición y por tanto de la plataforma G7 a la que pertenecen tanto la UDPS como otros partidos.
Por un lado, Lumbi ha reconocido que la agrupación opositora todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la persona que va a ocupar las funciones de primer ministro.
"Se que hay un número de compañeros que ya se han pronunciado sobre esta cuestión pero la agrupación todavía no se ha decidido por una opción", ha detallado.
No obstante, el mandatario ha apuntando que el próximo primer ministro debe pertenecer a "un partido sólido que le apoye", sugiriendo que la UDPS es la formación idónea para nominar a un candidato.
"Esperamos que todos los amigos comprendan que tenemos interés en que el primer ministro pertenezca a una formación fuerte. El primero de los partidos de la oposición es la UDPS", ha concluido el líder de la plataforma.
Pese a ser una formación política con tradición y ser la líder de la oposición, el papel de la UDPS en el contexto actual se encuentra en entredicho debido a que el actual primer ministro, Samy Badibanga, perteneciente a la UDPS pero enfrentado con el líder del partido, Étienne Tshisekedi, firmó un acuerdo con Kabila en octubre y desde noviembre desempeña el cargo de primer ministro.