Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición de RDC abandona las negociaciones sobre la demora de las elecciones presidenciales

La oposición de República Democrática del Congo (RDC) ha mostrado este lunes no estar dispuesta a seguir negociando la demora de las elecciones presidenciales, una iniciativa que, según los disidentes, no supone más que un intento por parte del presidente, Joseph Kabila, de alargar su mandato y romper el límite establecido en la Constitución.
Los delegados de la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS) se han estado reuniendo con los representantes de Kabila para debatir las condiciones de cara a las elecciones, que se celebrarán en noviembre. Sin embargo, las conversaciones han llegado a su fin y el proceso ha quedado estancado.
"Hemos suspendido nuestra participación en las negociaciones porque nuestras posiciones son completamente opuestas", ha indicado Samy Badibanga, representante de la oposición, que ha añadido que la delegación estaría dispuesta a volver a participar en el proceso de negociación si Kabila cediera en algunos puntos del acuerdo.
La oposición ha insistido en que los próximos comicios que se celebren en el país sean a nivel presidencial. Sin embargo, el Gobierno ha indicado que las elecciones locales deben celebrarse primero, retrasando las presidenciales, según Badibanga.
El portavoz de la delegación del Gobierno, Leonard She Okitundu, ha señalado la ruptura de las negociaciones como "una táctica" y ha asegurado que la oposición volverá a formar parte de las conversaciones.
República Democrática del Congo no ha experimentado una transición política pacífica desde que se independizó de Bélgica en 1960. Algunos diplomáticos han mostrado su preocupación ante la posibilidad de que esta crisis desate una nueva guerra civil.