Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder de la oposición en RDC viaja a Bélgica para "una simple consulta médica", según su hijo

El líder de la oposición en República Democrática del Congo (RDC), Etienne Tshisekedi, ha viajado este martes a Bélgica para someterse a "una simple consulta médica", según ha informado su hijo.
"Se trata de una simple consulta. Etienne Tshisekedi deberá cogerse unas cortas vacaciones, tras seis meses de presencia ininterrumpida, pero no será más que durante unas semanas", ha indicado, en declaraciones al diario 'Jeune Afrique'.
Tshisekedi ha viajado al país europeo en medio de las discusiones sobre la aplicación del acuerdo alcanzado el 31 de diciembre en Kinshasa para poner fin a la crisis política en el país.
La crisis política en RDC estalló después de que el presidente, Joseph Kabila, afirmara que no abandonaría el cargo debido al aplazamiento de las elecciones hasta abril de 2017.
Tras ello, el nuevo primer ministro, Samy Badibanga, tomó posesión en diciembre al frente de un gobierno de unidad nacional acordado en virtud de un acuerdo con parte de la oposición y aprovechó para llamar a la calma.
El acuerdo alcanzado en octubre para el aplazamiento de las elecciones hasta abril contemplaba el nombramiento de Badibanga como líder de un gobierno de unidad.
Precisamente, Badibanga es uno de los opositores que participaron en el diálogo con el Gobierno. Fue elegido diputado en 2011 por el partido Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), que lidera Tshisekedi.
Los diplomáticos temen una escalada de la violencia que desencadene un conflicto como el que vivió el país entre 1996 y 2003 en el que murieron millones de personas, atrajo a los ejércitos de los vecinos y provocó enfrentamientos entre grupos armados por la riqueza mineral y el uso de la violación masiva como arma estratégica.
Los jóvenes activistas han dicho que se han inspirado de Burkina Faso, donde Blaise Compaoré fue depuesto en 2014 por protestas populares cuando intentaba prolongar su mandato de 27 años.
Al igual que en Burkina, las protestas en RDC vienen motivadas en parte por la desesperación económica. El país cuenta con los mayores yacimientos de cobre y metales de África usados para aparatos tecnológicos, como el cobalto y el coltán, pero la caída de los precios ha provocado la reducción del presupuesto y una caída del 30 por ciento del franco congoleño.