Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 99% de los niños inmigrantes que viven en Calais están solos, según un estudio británico

El 99 por ciento de los niños inmigrantes que viven en Calais, en el norte de Francia, no están acompañados, según un estudio realizado por la ONG británica Proyecto de Datos sobre los Derechos de los Refugiados (RRDP, por sus siglas en inglés), que ha instado al Gobierno británico a tomar medidas "inmediatas y efectivas".
El estudio presentado este martes muestra la situación de la zona Calais desde la evacuación del campamento de inmigrantes conocido como 'Jungla de Calais' hace seis meses. Para la investigación, que se ha llevado a cabo en los primeros días de abril, se ha entrevistado a 213 personas desplazadas que viven en la zona de Calais, 86 de los cuales son menores. También incluye datos de adultos de entre 18 y 35 años. En la investigación han colaborado otras organizaciones como Ayuda al Refugiado (HR), la Alianza de Irlanda por los Derechos de los Niños (CRAI) y el Servicio al Joven Refugiado (RYS).
"Cientos de niños permanecen en la zona, muchos de ellos solos, asustados y enfrentándose al peligro de forma cotidiana" ha denunciado la directora de RRDP, Marta Welander, quién considera que "es el momento de que el Gobierno británico deje de intentar ocultar este problema con vallas y alambres y se haga cargo de sus obligaciones legales y morales para proteger a estos niños vulnerables".
POSIBILIDADES DE REUNIFICACIÓN FAMILIAR
El hecho de que el 37 por ciento de los entrevistados asegure tener familia en Reino Unido sugiere, según el informe, que estos niños en situación vulnerable podrían haber recibido protección tal y como establece la Regulación de Dublín, desechada por Reino Unido a principios de 2017. Otros países en los que los desplazados tienen familiares son Dinamarca, Francia, Alemania, Noruega y Suiza.
"Dijeron que iban a tramitar nuestra reunificación familiar, pero sólo lo hicieron con diez personas de 50. No tuve otra opción que dejar el centro", ha declarado un chico de 17 años y procedente de Eritrea.
La directora general de Ayuda al Refugiado (HR), Josephine Naughton, considera al respecto que "es necesario que los gobiernos de Reino Unido y Francia aceleren el proceso de reagrupación familiar en Reino Unido y pongan en marcha las medidas de protección adecuadas para los niños que permanecen en Francia, proceso que debería estar en marcha desde hace mucho tiempo".
VIOLENCIA POLICIAL
Según el informe, el 72 por ciento de los entrevistados han estado en Europa entre seis meses y más de dos años, y el 63 por ciento vivió en la 'Jungla' de Calais. La organización británica revela que el 58 por ciento no se siente seguro mientras que el 89 por ciento ha tenido experiencias violentas con la Policía y el 59 por ciento con ciudadanos de Calais.
"Una vez en mitad de la noche lanzaron gas lacrimógeno sobre nosotros mientras dormíamos bajo un puente", ha afirmado otro desplazado eritreo de 17 años. "Nunca pensé que estos sucediera en un país como Francia", ha asegurado un niño de 14 años procedente de Etiopía.
La organización considera que existe una necesidad urgente de establecer valores más humanos en suelo francés. La brutalidad policial y la intimidación hacen poco para resolver una situación insostenible que continúa en Calais y sus alrededores, ha denunciado en el informe.
"Hay fallos críticos en la protección de los menores en suelo europeo, y es una triste evidencia de que nuestros sistemas actuales de asilo no son aptos". "Se necesita coraje y liderazgo para revisar y fortalecer nuestros sistemas de protección de menores para responder a esta crisis", ha asegurado el coordinador en Francia del Servicio al Joven Refugiado (RYS) y responsable de protección de menores, Michael Mc Hugh.