Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños fallecidos en una escuela de la India fueron envenenados

La muerte de 23 escolares en apenas una semana, en India, ha indignado al país al saberse que los pequeños fueron envenenados en la escuela. Los niños comieron alimentos intoxicados con insecticida y, según las investigaciones, fue la directora del centro la que obligó a los niños a ingerir la comida que los mató.

La psicosis originada por la muerte de 23 niños en dos centros escolares de India intoxicados por la comida, ha llevado a los menores a rechazar la única ración de alimento que reciben al día, la que les dan en el colegio, facilitada por el programa estatal de alimentación. Comida que, además, ha dejado de llegar.
“Tenemos miedo”, asegura un estudiante. “Quién sabe de dónde vienen estos alimentos”, se preguntan.
Las cocinas donde se preparaban los aliementos para medio millón de niños de 2.000 colegios de todo el país permanecen cerradas porque también hay temor.