Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Campaña para que permitan abortar a una niña que fue violada por su padrastro

Niña sonriendoGtres

El embarazo de una niña de diez años violada por su padrastro ha sacudido conciencias en Paraguay, un país donde el aborto sólo es legal si la vida de la gestante corre peligro y en el que sigue sin aclararse cuál será el futuro de esta menor. Los médicos que la han atendido aseguran que la vida de la pequeña corre peligro y desde Amnistía Internacional alertan de que se trata de un embarazado de “alto riesgo”.

El 21 de abril, la niña llegó acompañada de su madre al Hospital Materno Infantil de Trinidad de Asunción. La menor se quejaba de dolor estomacal, pero los médicos detectaron que en realidad estaba embarazada de 21 semanas.
Las autoridades han decretado prisión provisional para la madre y una orden de detención para su pareja, al que han acusado de abusar sexualmente de la niña, según el diario paraguayo 'Última Hora'. La madre habría dado pistas falsas sobre el paradero del presunto violador, aunque públicamente ha pedido que "pague todo el daño" causado.
El director del hospital de Asunción, capital de Paraguay, ha reconocido públicamente que el embarazo de la niña es un riesgo para su salud y su vida, a pesar de que ahora mismo su condición es estable. La pequeña ha sido enviada al Hospital de la Cruz Roja de la capital paraguaya, donde está siendo monitoreada.
"Acceso a un aborto seguro"
Amnistía Internacional ha alertado que se trata de un embarazo de "alto riesgo" y ha cuestionado que no se haya facilitado "acceso a un aborto seguro" para la menor.
Según la ONG, la madre presentó una carta administrativa ante el hospital para solicitar la interrupción del embarazo, pero "nada indica que el hospital lo esté considerando". "Al contrario, según las últimas informaciones, la niña será enviada a un centro de niñas madres", ha alertado Amnistía en un comunicado.
Paraguay contempla el aborto cuando la vida de la gestante corre peligro y la Convención sobre los Derechos del Niño también recoge que los estados tienen la "obligación" de facilitar la interrupción del embarazo en circunstancias como ésta, ha subrayado la organización.