Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo preocupado por la guerra en Ucrania

Rusia apoya a los rebeldes. El presidente ruso, Vladimir Putin, está armando a los separatistas, algo que niega en rotundo pero que demuestran las imágenes y la denuncia de 100 familias rusas que dicen haber perdido a sus hijos en la batalla. Ucrania condena la invasión rusa, una denuncia a la que se suma la OTAN. Entre 1.000 y 3.000 rusos luchan en Ucrania. Mariupol es el siguiente objetivo de los rebeldes, que están cogiendo fuerza. En Donetsk, centro de la batalla, los muertos se acumulan en las calles. Poroshenko pide la intervención de la ONU para frenan un conflicto que ya se ha cobrado la vida de 2.200 personas.