Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 80 muertos y 792 heridos en los disturbios de El Cairo y Alejandría

Al menos 80 muertos y 792 heridos en los disturbios de El Cairo y AlejandríaEfe

Al menos 80 personas han muerto y unas 792 han resultado heridas este sábado en los choques registrado en El Cairo, la capital, y Alejandría, la segunda mayor ciudad del país, entre partidarios del presidente depuesto Mohamed Morsi y las fuerzas de seguridad egipcias, según el nuevo balance del Ministerio de Sanidad.

De entre los fallecidos, 72 han perdido la vida durante los enfrentamientos de la pasada madrugada en el barrio cairota de Ciudad Nasr, según el portavoz de Sanidad, Jaled el Jatib. En estos disturbios, 411 personas resultaron heridas.
Las ocho víctimas mortales restantes se han producido en la ciudad de Alejandría, en las trifulcas entre partidarios y detractores de Mursi. Según El Jatib, el número de heridos en los altercados registrados en otros puntos del país asciende a 381, la mayoría con heridas de arma blanca, fuego real y perdigonazos..
Los Hermanos Musulmanes elevan el balance final del sábado a 200 muertos y alrededor de 5.000 heridos, según un comunicado citado por el diario egipcio 'Al Ahram'.
Poco después de medianoche, unos 2.000 seguidores de Mursi trataron bloquear el puente 6 de Octubre que enlaza el centro de El Cairo con la mitad este, donde se encuentra Ciudad Nasr. Los manifestantes han lanzaron piedras a las fuerzas de seguridad, que replicaron con el lanzamiento de botes de gas lacrimógeno y abriendo fuego.
Los heridos en los enfrentamientos llegaron en un goteo continuo al hospital de campaña desplegado en la plaza de Rabba Al Adaweyah de Ciudad Nasr, donde se fueron acumulando los cadáveres, en muchas de sus salas, abarrotadas de voluntarios y personas heridas.