Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El accidente de avión en Taipei deja 32 muertos y 12 desaparecidos

El balance de víctimas del accidente de avión registrado en la capital de Taiwán, Taipei, ha ascendido a 32 muertos y 15 heridos, mientras que otras doce personas siguen desaparecidas, según ha informado el Departamento de Bomberos. La aeronave ha caído pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Songshan y, tras chocar con un puente, se ha hundido en el río Keelung, en la capital de Taiwán. En el avión viajaban 53 pasajeros y cinco tripulantes.

En la aeronave, un ATR-72, un avión comercial propulsado por dos motores turbohélice, viajaban un total de 53 pasajeros, de los cuales 31 eran turistas chinos, y cinco miembros de la tripulación. La aeronave se estrelló minutos después de despegar del aeropuerto de Songshan, en Taipei.
Los equipos de rescate han conseguido recuperar del interior del fuselaje los cadáveres del piloto, el copiloto y el ingeniero de vuelo, según ha informado la agencia estatal taiwanesa de noticias, CNA.
Uno de los pilotos del avión de Transasia alertó a la torre de control antes de que la aeronave se desplomase sobre el río Keelung, según las grabaciones de la torre de control.
La Administración de Aeronáutica Civil de Taiwán ha informado de que el piloto dijo "mayday" hasta en tres ocasiones en torno a las 10.54 (hora local), poco después de que el avión despegase del aeropuerto de Songshan.
Recuperadas las cajas negras
Los equipos de búsqueda que trabajan en la zona del avión han recuperado las dos cajas negras, que ahora deberán ser analizadas para determinar la causa del siniestro. Las autoridades no han apuntado ninguna hipótesis como posible causa del accidente.
El presidente de Transasia, Chen Xinde, ha comparecido en rueda de prensa junto a otros directivos, pero se ha limitado a pedir disculpas por lo ocurrido.
Un modelo similar de la misma compañía se estrelló en julio del año pasado cuando intentaba aterrizar en las islas de Penghu. Murieron 48 de los 58 pasajeros y tripulantes que viajaban a bordo, aunque el accidente más mortífero registrado en la zona de la isla este siglo se produjo en 2002, cuando la desintegración de un Boeing 747 de China Airlines dejó 225 fallecidos.
MDSPGL20150204_0006