Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un muerto por un terremoto de 5,8 en el noroeste de Ecuador

Al menos una persona ha muerto como consecuencia del terremoto de 5,8 de magnitud en la escala Richter que se ha producido en la madrugada de este lunes frente a las costas de Atacames, en la provincia de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador, según el balance ofrecido por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).

Según este organismo, desde que se produjo el primer temblor a las 2.11 horas se han sucedido al menos 27 réplicas de entre 2,9 y 4,2 de magnitud. Como consecuencia de los temblores hay también diez heridos, mientras que otros tantos edificios se han venido abajo y 65 edificios se han visto afectados. Entre los edificios que se han venido abajo figuran tres hoteles.
La fallecida es, según el Ministerio de Salud, una mujer de 75 años que ha sufrido un infarto. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha anulado su agenda prevista para este lunes en Quito y se ha desplazado ya a la zona afectada para evaluar la situación, según ha anunciado él mismo en Twitter.
El mandatario se ha mostrado crítico con los políticos que instan a los ciudadanos a no evacuar las zonas de riesgo en la zona y ha instado a "inundar las playas" de Esmeraldas de turistas durante las vacaciones navideñas.
La directora del Instituto Geofísico de la Politécnica Nacional, Alexandra Alvarado, ha explicado que el temblor está relacionado con el terremoto del 16 de abril, "porque ese sismo alteró toda la zona". Dicho terremoto dejó más de 670 muertos.
Por su parte, el gobernador de la provincia de Esmeraldas, Gabriel Rivera, ha confirmado que el seísmo ha ocasionado "daños considerables" en la infraestructura hotelera de Atacames y Tonsupa y ha denunciado que se han producido intentos de saqueo en el sur de Esmeraldas.