Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Masacre en una escuela de Connecticut

Casi una treintena de personas, entre ellas 20 niños, han muerto en un tiroteo perpetrado en una escuela primaria del estado de Connecticut. Fuentes oficiales aseguran que el número de muertos asciende a 28. La masacre ha ocurrido en la escuela primaria Sandy Hook, de la ciudad de Newton. El responsable del asalto, que algunas fuentes identifican como Adam Lanza, ha muerto en el asalto. El autor de los hechos, que habría matado previamente a su padre en el domicilio familiar y a su madre en la escuela, podría haber disparado hasta un centenar de tiros con un rifle de asalto. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha comparecido emocionado ante la prensa para ofrecer sus condolencias y emplazar a tomar medidas para evitar "tragedias" de este tipo.

El último balance ofrecido por la Policía del estado de Connecticut sitúa en 28 los fallecidos, incluido un adulto que ha sido encontrado muerto en una segunda escena del crimen en Connecticut y el propio autor de los disparos.
Varios medios de comunicación estadounidenses habían informado de que el presunto autor de la masacre ha sido identificado como Ryan Lanza, un joven de 24 años de edad. Sin embargo, fuentes de los servicios de seguridad estadounidenses han asegurado al diario 'The New York times' que el autor del tiroteo es Adam Lanza, de 20 años de edad, y hermano menor de Ryan Lanza, quien ha sido interrogado por las autoridades.
Según los medios estadounidense, el autor del tiroteo llegó a las 9.40 horas (15.40 hora peninsular española) a la escuela de primaria Sandy Hook protegido con un chaleco antibalas y provisto de cuatro armas. Adam Lanza centró su ataque en el aula en el que impartía clase su madre, en la que realizó la mayoría de los casi cien disparos de la masacre antes de quitarse la vida.
Niños desolados a las afueras de la escuela de primaria Sandy Hook Elementary
La Policía ha explicado que 18 niños han muerto en el acto y otros dos han perdido la vida en el hospital. Además, han fallecido seis adultos en el centro educativo y otro adulto ha sido encontrado muerto en otro lugar de Connecticut, una muerte que también está relacionada con la masacre.
Las autoridades estadounidenses no han concretado por el momento quién es la persona que ha sido encontrada muerta en la segunda escena del crimen en Connecticut. Varios medios de comunicación han apuntado que el fallecido sería el padre de Adam Lanza, extremo que aún no ha sido confirmado por las autoridades.
Por otra parte, la cadena de televisión CNN ha informado de que un hermano de Lanza ha sido encontrado muerto durante un registro realizado por las autoridades en una vivienda de Hoboken, en el estado de Nueva Jersey.
Sin embargo, el capitán de la Policía de Nueva Jersey James Fitzsimmons ha asegurado que no se ha encontrado en Hoboken ningún cadáver relacionado con la masacre de la escuela de primaria Sandy Hook.
Obama se seca una lágrima al recordar a las víctima del tiroteo de Connecticut (EE.UU.)
Tras la masacre en la escuela de primaria de Newtown, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha comparecido emocionado ante la prensa para ofrecer sus condolencias a las familias de las víctimas del tiroteo y ha emplazado a la clase política a "unirse" y tomar medidas para evitar "tragedias" de este tipo.
Obama, con lágrimas en los ojos, ha explicado en su discurso que no reacciona "como presidente sino como padre". "Se que no hay un padre en Estados Unidos que no sienta la misma pena devastadora que siento yo", ha dicho, al recordar que entre las víctimas del tiroteo figuran niños de entre cinco y diez años.
"Tenían toda la vida por delante, cumpleaños, graduaciones, bodas, sus propios hijos", ha declarado el mandatario, antes de indicar que esta noche abrazará a sus hijas. Sin embargo, ha lamentado, "hay familias en Connecticut que no podrán hacerlo esta noche y nos necesitan".
Obama se ha ofrecido a "hacer todo lo que pueda para ayudar" a las víctimas, aunque ha admitido que no podrá suplir el vacío de estas familias.
Por su parte, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha reclamado que se apruebe una ley para controlar las armas e impedir que se perpetren masacres como la cometida en la escuela de primaria Sandy Hook de New Port (Connecticut), en la que han muerto 28 personas.
En un comunicado, Bloomberg ha subrayado que cada día que pasa sin que se apruebe una norma al respecto "mueren 34 personas asesinadas" y ha hecho hincapié en que hace falta "una acción inmediata" para impedir nuevas tragedias.
El dolor inunda a varios familiares de víctimas del tiroteo de Connecticut (EE.UU.)