Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una mujer tras quemarse a lo bonzo en Tíbet como protesta

Yeshi Khando, una mujer de 47 años, se ha quemado a lo bonzo en el Tíbet. La enfermera realizó esta acción como signo de protesta contra la ocupación China del Tíbet y pedía el retorno del Dalai Lama a la zona.

Una mujer de 47 años, Yeshi Khando, ha muerto en la región semiautónoma china de Tíbet tras quemarse a lo bonzo en el condado de Ngaba, en la que ha sido la primera muerte en una protesta de este tipo en lo que va de año, según ha informado la organización Free Tibet. La organización ha detallado que el suceso tuvo lugar el viernes y ha identificado a la fallecida como Norchuk, al tiempo que ha afirmado que las autoridades han cremado el cuerpo, una práctica habitual en China tras este tipo de incidentes.
El líder político y opositor al régimen chino, Jigme Ugen, ha compartido en las redes sociales una imagen en la que se ve como Khando se inmoló."Imagen de Ani Yeshi Khando auto inmolandose para protestar contra el control de China en el Tibet y pidiendo la vuelta del Dalai Lama", dice el tweet.
La mujer, que trabajaba como enfermera, visitó el monasterio budista de Kardze antes de llevar a cabo su protesta. Mientras se quemaba, la mujer gritaba por el retorno del Dalai Lama pidiendo que "dejen que su santidad vuelva al Tíbet" y porque "Tíbet necesita libertad". La policía llegó rápidamente a la escena y pudo extinguir el fuego, aunque Khando estaba ya prácticamente muerta.
Por otra parte, Free Tibet ha manifestado que "marzo es un mes de tensiones en Tíbet debido a que se conmemora el aniversario del levantamiento", por lo que ha recalcado que "normalmente las autoridades incrementan la seguridad".
En diciembre tres tibetanos se inmolaron en el plazo de una semana. Desde 2009 se han registrado más de 130 actos similares en las zonas tibetanas de China, si bien han sido menos frecuentes en los últimos meses tras la imposición de multas y otros castigos a los familiares de aquellos que se inmolen.