Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere tras dormirse con el coche en marcha en uno de los descansos de sus 3 trabajos

Muere tras dormirse con el coche en marcha en uno de los descansos de sus 3 trabajosDepartamento de Policía de Nueva Jersey

Una mujer ha muerto ahogada en Nueva Jersey (Estados Unidos) al echarse una siesta con el coche en marcha durante uno de los descansos que solía hacer entre sus tres puestos de trabajo, al parecer, por inhalar gases tóxicos.

Maria Fernandes, estadounidense de familia portuguesa, ha muerto después de quedarse dormida dentro de su coche y, probablemente, inhalar una cantidad mortal de monóxido de carbono mezclado con humo de los gases del automóvil.
Según ha asegurado el portal de noticias de Nueva Jersey NJ.com, la Policía del estado ha explicado que la chica estaba acostumbrada a dormir pequeñas siestas en el coche mientras se trasladaba de un trabajo a otro.
"Parece que esta es una historia de alguien que trataba desesperadamente de trabajar y ganarse la vida, y que ha acabado muriendo en un trágico accidente", ha contado el teniente de la Policía de Elizabeth, lugar donde fue encontrada la víctima, Daniel Saulnier.
Según la Policía del lugar, la chica ha sido encontrada 8 horas después de que se quedara dormida en su coche con el motor encendido. La persona que ha encontrado a la víctima, una mujer que ha llamado a emergencias, ha asegurado que cuando ha abierto el coche había un fuerte olor a productos químicos.
En Nueva Jersey hay decenas de miles de personas que tienen varios puestos de trabajo, según ha asegurado el director del Centro Jhon J. Heldrich para el Desarrollo de la Fuerza Laboral de la Universidad de Rutgers, Carl Van Horn.
"Son personas a las que les gustaría trabajar a tiempo completo, pero que no pueden encontrar puestos de trabajo de ese tipo", ha indicado Van Horn. "Terminan ocurriendo estas cosas por agotamiento. Aunque este es un caso extremo, lo más común es que se cree una enorme cantidad de estrés", ha añadido.
Muchos estadounidenses se han visto forzados a aceptar puestos de trabajo a media jornada después de perder su puesto de jornada completa con la crisis económica de 2008.
La Oficina Federal de Estadísticas Laborales estima que alrededor de siete millones y medio de personas tienen más de un puesto de trabajo en todo Estados Unidos, según ha declarado Van Horn, y con estos empleos tienen menos ingresos que cuando tenían uno a tiempo completo.