Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado denuncia que no se tomaron medidas para evitar el suicidio de Castro

Monstruo de Cleveland, Ariel CastroReuters

Craig Weintraub, el principal abogado del secuestrador de las tres mujeres de Cleveland, Ariel Castro, ha denunciado que deberían haberse tomado más medidas de seguridad ante el posible suicidio de su cliente, según han informado este miércoles los medios de comunicación estadounidenses.

Este miércoles, el servicio penitenciario de Ohio ha indicado que alrededor de las 21.20 horas (3.20 horas en España) los guardias han encontrado a Castro ahorcado en el interior de su celda. El personal sanitario ha intentado reanimarlo, pero sin éxito.

Weintraub ha revelado a la cadena estadounidense CNN que el equipo encargado de defender a Castró solicitó un informe psicológico independiente para evaluar a su cliente, pero su petición fue denegada por las autoridades.

Asimismo, ha reconocido que se quedó "de piedra" tras conocer la noticia del suicidio de Castro. "Creo que es muy raro que un prisionero que lleva en el sistema 30 días sea hallado muerto en su celda", ha afirmado Weintraub, que ha añadido que Castro debería haber estado sometido a una vigilancia más estricta para evitar su suicidio.

Según el abogado, algunos verán la muerte de Castro como "un final feliz a esta historia, un fin rápido y justificable". "Sin embargo, vivimos en una sociedad civilizada y nadie debería celebrar esto", ha señalado.

En declaraciones a la cadena estadounidense NBC, Weintraub ha afirmado que la familia de Castro se encuentra "devastada por las noticias" y ha asegurado que pretende llegar "al fondo" de las circunstancias que han rodeado la muerte de su cliente. "No vamos a dejar pasar esto", ha concluido.

Castro, de 53 años de edad, capturó a Michelle Knight, Amanda Berry y Georgina de Jesús en diferentes años a partir de 2002. Desde entonces las mantuvo en cautiverio y las sometió a varios abusos sexuales, de modo que con una tuvo una hija. Las tres fueron liberadas el pasado mes de mayo, después de que una pidiera ayuda a un vecino aprovechando una salida del secuestrador.

El pasado 1 de agosto, Ariel Castro fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de recurso tras alcanzar un pacto con la Fiscalía para evitar la pena de muerte a la que podría haber sido sentenciado