Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esta modelo era comparada con una "mofeta" por sus marcas de nacimiento y ahora posa orgullosa en bikini

Cuando era niña la llamaban "mofeta" por sus marcas de nacimiento y ahora se convierte en modeloInstagram

Rebecca Heckard estuvo sufriendo desde que era una niña burlas por sus manchas de nacimiento. Durante más de 14 años, la neoyorquina ha tratado de esconderlas a través del maquillaje, pero se dio cuenta que "no reconocía su propia belleza" y desde entonces las dejó al descubierto. Una historia de superación con la que "anima a otros a abrazar sus diferencias".

Rebecca Heckard, de 21 años, nació con una mancha blanca en su cabello ya algunas zonas del cuerpo. La joven, que nació en Nueva York (Estados Unidos) sufre vitíligo, una enfermedad de la piel de carácter autoinmune en la que los melanocitos se autodestruyen por el sistema inmunológico y no producen melanina. Provocando, así, que haya zonas en la piel con pérdida del pigmento.
Desde que era pequeña, sufrió las burlas de sus compañeros de clase, e incluso, recibiendo motes tan crueles como “mofeta”.
Pero, después de muchos años cubriendo sus manchas, la joven se ha puesto por primera vez un bikini y pantalones al descubierto, dejando al descubierto sus marcas de nacimiento. La estadounidense, modelo de profesión, asegura a Mirror que “está orgullosa de su piel.

🌊🌊Catching Waves 🌊🌊

Una publicación compartida de @rebeccaheckard el 4 de Jun de 2016 a la(s) 4:01 PDT

La joven explica que su infancia fue un auténtico calvario: “Incluso pedí a mis padres que me llevaran al médico para cubrir mis marcas de nacimiento, pero no se pudo hacer nada”, asegura.
Rebecca Heckard asegura que desde que era bien pequeña disimulaba las manchas usando lápiz para los labios, hasta que llegó el día en el que dejó de esconderse: “No reconocía mi propia belleza, pero sabía que tenía que dejar de cubrirla”.
Desde entonces, la modelo luce orgullosa sus marcas de nacimiento incluso en las sesiones fotográficas en las que trabaja como imagen de marcas. Desde sus redes sociales, Heckard “anima a otros a abrazar sus diferencias”.