Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moción de censura contra la primera ministra de Perú acusada de espionaje

La primera ministra de Perú, Ana Jara, y le presidente HumalaReuter

El Congreso de Perú ha aprobado en la noche de este lunes --con 72 votos a favor, 43 en contra y dos abstenciones-- una moción de censura contra la primera ministra, Ana Jara, a quien la oposición del país sudamericano responsabiliza de un caso de espionaje protagonizado por la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI).

Así, Jara deberá abandonar el Ejecutivo junto a todos los integrantes de su equipo ministerial, tal y como ha informado el diario peruano 'El Comercio'. Esta situación se conoce como "crisis total" y se llega a ella cuando una moción es aprobada por, al menos, la mitad más uno del número legal de congresistas --es decir, 66 votos o más--.
La DINI llevó a cabo en el año 2011 más de 100.000 rastreos a los bienes de políticos, empresarios, militares, policías y periodistas. Los 'fujimoristas' denuncian que la primera ministra "en vez de entregar los nombres de los responsables del rastreo de la DINI, trató de minimizar la denuncia ante el pleno".
Antes de conocer la decisión del Congreso, Jara dijo que sentía que no se merecía una moción de censura. "Creo que yo me he esforzado por hacer una labor de primer ministro, de articulador y ayudar al presidente en la gestión pública", señaló la jefa de Gabinete.
Sin embargo, tras ser oficialmente censurada, Jara ha enviado un mensaje a través de su perfil en Twitter en el que da "gracias al Señor Jesús" por haberle dado la oportunidad de servir al país desde el Ejecutivo, y ha dicho que es "una honra" haber sido censurada por el Congreso.
CAMBIOS AL FRENTE DE LA DINI
Esta moción de censura llega poco después de que Jara anunciase ante el Congreso la decisión de relevar de sus cargos a la plana mayor de la DINI. En concreto, informó de la dimisión del director ejecutivo de la DINI, Iván Kamisaki Sotomayor; del director de Contrainteligencia, el coronel retirado de la Policía Mauro Castañeda; y del director de la DINI, Javier Briceño.
La funcionaria peruana explicó entonces que el relevo de los más altos cargos de la DINI era una medida "independiente de las investigaciones del Ministerio Público y de las medidas planteadas por la comisión designada por el gobierno para modernizar dicho órgano".
El Gobierno peruano decretó a principios de este mes el cierre temporal de la DINI para llevar a cabo una reorganización, tras las numerosas denuncias sobre espionaje a miembros del Ejecutivo y de la oposición.
Este cierre temporal ya fue anunciado el pasado 9 de febrero por el presidente peruano, Ollanta Humala, como parte de los acuerdos alcanzados durante el diálogo nacional en el que participan varios partidos políticos para consensuar una agenda de Estado.
La oposición, por su parte, considera insuficientes estos pases y el pasado viernes de presentó una moción de censura en el Congreso en contra de la primera ministra, tras denunciar su "confirmada incapacidad para seguir desempeñando el cargo". El documento, firmado por más de 36 congresistas, criticaba que no hubiese hecho lo suficiente para investigar un presunto caso de espionaje por parte de la DINI.
"Por no haber satisfecho las expectativas del Congreso durante su presentación el 19 de marzo y no haber investigado, denunciado y/o sancionado a quienes habrían cometido actos ilegales al interior de la DINI", añadía el escrito presentado por los miembros de Fuerza Popular y Concertación Parlamentaria, entre otros, exigiendo su salida del Ejecutivo.
"El presidente y sus ministros no están gobernando. Están gobernando las mafias y los que actúan bajo las sombras", denunció el congresista Yonhy Lescano (AP-FA), quien al igual que Mauricio Mulder --de Concertación Parlamentaria-- defendía la moción de censura --que finalmente se ha concretado-- "por la falta de credibilidad y las respuestas que se dan" por parte del gobierno.