Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mochilas antibalas, de moda en EEUU tras la matanza de Connecticut

Después de la matanza de Connecticut, la psicosis en Estados Unidos va en aumento. Si hace unos días saltaba la noticia de un niño de 11 años que iba al colegio con una pistola que le habían dado sus padres, lo último son mochilas antibalas para ir a la escuela. Las fabrica la compañía Amendment II y su precio oscila entre los 200 y los 300 euros.

Según informa Infobae.com, la empresa que las fabrica asegura, en su página web, que "la mochila puede ser rápidamente llevada al frente como un escudo o puede servir como centro de protección mientras se huye de la escena del tiroteo".
El presidente de la empresa, Derek Williams, asegura que han triplicado el volumen de venta de mochilas, “las que solemos hacer en un mes las hemos hecho en una semana”.
Pero esta no es la pionera en las mochilas-escudo. La empresa BackPackShields comenzó a fabricar estos métodos de protección tras la matanza de Columbine, en 1999, donde murieron 13 estudiantes.
Otra empresa, MJ Ballistic, decidió sacar su modelo de mochila protectora tras los asesinatos de la Universidad Virginia Terch, en el año 2007, donde 33 personas perdieron la vida.