Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se enfrían las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos

Se enfría el acuerdo de paz entre israelíes y palestinoscuatro.com

Los ministros israelíes de Defensa, Moshe Yaalon, y de Economía y Comercio, Naftali Bennett, han aseverado que el Gobierno no reanudará las negociaciones de paz con los palestinos si hay "condiciones previas", un día después de que el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, anunciara un acuerdo. Además, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha declarado este domingo que los palestinos deberán estar preparados para "hacer concesiones" que garanticen la seguridad del Estado israelí durante las conversaciones de paz.

"Insistimos en entablar las negociaciones sin condiciones previas, que incluyen las demandas palestinas de declarar las fronteras de 1967, la congelación de la construcción (de asentamientos colonos) y la liberación de prisioneros", afirmó Yaalon, ministro de Defensa israelí, la pasada noche del sábado.
Por su parte, Bennett, líder del partido ultranacionalista Casa Judía, ha ratificado que no traicionarán a sus "principios", que no contemplan una congelación de los asentamientos ni unas negociaciones con las fronteras previas a 1967 como base.
Es más, ha insistido en que el Gobierno promoverá la construcción de más viviendas para colonos judíos. "La historia nos ha enseñado que los edificios dan vida, mientras que el desalojo de comunidades trae consigo terror", ha comparado Bennett.
La comunidad internacional ha expresado su deseo, tras el acuerdo anunciado por Kerry, de que ambas partes alcancen una solución que contemple la convivencia en seguridad y paz de dos Estados.
Los palestinos reclaman que las fronteras del futuro Estado palestino incluyan los territorios ocupados durante la Guerra de los Seis Días, que incluye áreas de Cisjordania y Jerusalén Este.
Además, el ministro de Finanzas israelí, Yuval Steinitz, ha desvelado este sábado que el Gobierno liberará a prisioneros palestinos, entre ellos "pesos pesados", en cumplimiento de una exigencia formulada por los palestinos para reanudar las conversaciones de paz.
Yaalon, perteneciente al partido de centro-derecha Likud que lidera el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha reiterado que el Gobierno acude a la mesa de negociaciones con las "manos libres" y ha remarcado el "deseo genuino" del Ejecutivo de alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto, según ha recogido el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'
En este sentido, el ministro de Economía y Comercio ha apuntado que no aceptará que la Unión Europea figure como "mediador" en estas conversaciones de paz, a raíz de la directiva aprobada esta semana por la que restringe la financiación a empresas y organizaciones que trabajen en territorios ocupados palestinos.
Netanyahu advierte a los palestinos
Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha declarado este domingo que los palestinos deberán estar preparados para hacer concesiones que garanticen la seguridad del Estado israelí durante las conversaciones de paz. En este sentido, aseguró que cualquier acuerdo que se pudiera alcanzar con los palestinos deberá ser refrendado en plebiscito por la población israelí, según hizo saber en un encuentro especial celebrado en Jerusalén para conmemorar el centenario del nacimiento del sexto presidente de Israel, Menachem Begin.
"Esta clase de decisiones no se pueden tomar en función de la coalición que esté en el poder, sino que tienen que ser planteadas ante el país entero para que la gente tome una decisión", declaró.
El primer ministro subrayó no obstante que la reanudación de las conversaciones de paz beneficia a Israel porque suponen un "interés vital y estratégico" para el país.
Sobre las concesiones, el primer ministro declaró que Israel tiene intención de impedir la creación en la frontera de Israel de "un estado terrorista financiado por Irán", al tiempo que se declaró escéptico sobre la posibilidad de hallar una solución en la que palestinos e israelíes puedan disfrutar de dos estados. "Hay que encontrar el equilibrio entre ambas cosas", indicó en comentarios recogidos por el 'Jerusalem Post'.