Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania asegura no tener interés en imponer nuevas sanciones a Rusia

El ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, ha dicho que Europa no tiene ningún interés en imponer nuevas y más duras sanciones a Rusia por su supuesta implicación en el conflicto en el este de Ucrania a tiempo que, ha recordado que la única manera de avanzar hacia la paz es ajustarse a los términos del alto el fuego firmados en septiembre de 2014, en una reunión en la capital del Bielorrusia, Minsk. Los ministros de Exteriores de la UE discuten nuevas sanciones contra Rusia por el agravamiento del conflicto en el este de Ucrania.

"Por supuesto, nadie en Europa y desde luego en Alemania, tiene interés en imponer más y más duras sanciones. Europa y el mundo entero necesita claramente a Rusia como un socio para resolver los conflictos y desafíos globales", ha destacado Gabriel ante el Parlamento alemán.
"Pero el camino para avanzar y reanudar las relaciones ruso-europeas, por ejemplo, con el libre comercio desde Lisboa hasta Vladivostok, pasa por Minsk y por las medidas allí acordadas que deben poner fin a la intervención armada en Ucrania", ha pedido.
En una reunión convocada con carácter urgente en Bielorrusia los jefes de la diplomacia se plantean en primer lugar prorrogar hasta finales de año las medidas restrictivas --en particular la congelación de cuentas y la prohibición de viajar a la UE-- contra los dirigentes rusos y ucranianos considerados responsables de la crisis. Además, pedirán incluir a más personas en esta lista negra, según han informado fuentes diplomáticas.
Finalmente, los ministros de Exteriores encargarán a la Comisión que prepare "medidas restrictivas adicionales" contra Moscú en caso de que la situación sobre el terreno no mejore. Estas medidas, que podrían ser nuevas sanciones económicas, serían discutidas por los líderes europeos en la cumbre del 12 de febrero.
Son precisamente los jefes de Estado y de Gobierno los que han encargado a sus ministros que preparen las sanciones con el fin de forzar a Moscú a colaborar en la aplicación de los acuerdos de alto el fuego de Minsk.
"Vemos evidencias del apoyo continuado y creciente de Rusia a los separatistas, lo que subraya la responsabilidad de Rusia. Instamos a Rusia a condenar las acciones de los separatistas y a implementar los acuerdos de Minsk", denunciaron los líderes europeos en una declaración conjunta publicada este martes, en la que condenaron el "asesinato de civiles durante el bombardeo indiscriminado de la ciudad de Mariupol".
Una de las incógnitas de la reunión de este jueves es la posición que adoptará el nuevo Gobierno de Syriza, que se quejó de que la declaración de los líderes europeos sobre Rusia se había publicado sin su acuerdo.