Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ministros de Exteriores de la UE discuten con Lavrov la crisis en Ucrania

Reconocimiento policial en KievInformativos Telecinco/Agencias

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) discuten con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, cómo avanzar en sus relaciones estratégicas y la relación de Rusia con los socios del Este de Europa, que buscan acercarse a la Unión Europea tras la crisis política abierta en Ucrania a raíz del rechazo del Gobierno de firmar un acuerdo de asociación y de libre comercio con el bloque europeo por presiones de Rusia, algo que Bruselas considera "inaceptable".

"El mensaje que se enviará es un mensaje de firmeza, pero no buscamos la confrontación. Diremos lo que tengamos que decir a Rusia, pero intentamos avanzar en nuestras relaciones con Rusia y preparar adecuadamente la cumbre" entre la UE y Rusia que tendrá lugar en Bruselas a finales de enero, han explicado fuentes europeas.
Los países bálticos y del Este de Europa son los que han asumido una posición más crítica contra Rusia por sus presiones a Ucrania, mientras que Alemania, España, Reino Unido, Francia e Italia insisten en que no se busque la confrontación y se opte por una postura de "solidaridad" con Ucrania pero "realista, moderada y constructiva" con Rusia, según fuentes diplomáticas.
Polonia y Suecia han reclamado la elaboración de una lista de las medidas represivas que Rusia ha adoptado contra las exrepúblicas soviéticas del Este que buscan su acercamiento a Europa y "una lista de medidas de posibles represalias contra Rusia", según las fuentes.
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dejado claro que el acuerdo comercial entre la UE y Ucrania es "una amenaza" para la economía de Rusia, que sigue considerando el Este de Europa como su área de influencia y los asuntos de Ucrania como "un asunto de política interna".
Moscú defiende la posibilidad de que sean compatibles ser miembro de la Unión Aduanera Euroasiática que encabeza y firmar acuerdo comerciales con la UE, algo que es "incompatible" dado que ésta tiene un carácter proteccionista mientras que los acuerdos de libre comercio buscan precisamente retirar aranceles y reducir barreras al comercio, una opción que "técnicamente" no es posible pero "políticamente" se podría explorar, según fuentes diplomáticas. "No estamos ahí todavía", han recalcado.
La UE, que ya ha dejado claro a Ucrania que el acuerdo sigue sobre la mesa porque cree que es el mejor vehículo para apoyar las reformas y las inversiones que el país necesita acometer, rechaza de momento sanciones contra el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, y los responsables de la represión contra la sociedad civil a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, aunque países como República Checa las defiende. Estados Unidos ha abierto la puerta a estudiar sanciones.
BRUSELAS SUSPENDE DIÁLOGO CON KIEV
El comisario de Ampliación europeo, Stefan Füle, dio por interrumpidas este domingo las conversaciones con el Gobierno ucraniano sobre la posible firma de un acuerdo de asociación y de libre comercio después de constatar que las peticiones de Kiev carecen de fundamento y ha insistido en que cualquier negociación requiere el "claro compromiso" de Kiev de firmar.
La UE, que ha ofrecido 610 millones de euros de ayuda macrofinanciera a Ucrania si cierra un acuerdo con el FMI y asistencia financiera para que aplique el acuerdo, ha rechazado en todo caso la cifra de ayuda de 20.000 millones de euros que reclama Kiev para firmar el acuerdo.
SIRIA, IRÁN, ORIENTE PRÓXIMO
Además de las relaciones con Rusia y los países del Este de Europa que participan en la Asociación Oriental --Ucrania, Georgia, Bielorrusia, Moldavia, Armenia y Azerbaiyán--, los Veintiocho también discutirán Siria, especialmente los preparativos para la conferencia de paz Ginebra II, el progreso para avanzar en la eliminación de armas químicas y la necesidad de mejorar el acceso para la ayuda humanitaria, así como su especial impacto negativo en Líbano. La UE también espera retirar el lunes de su lista de organizaciones terroristas a Stiching al Aqsa tras su decisión de poner fin a sus actividades.
También discutirán el acuerdo preliminar sobre el programa nuclear iraní, aunque no levantarán este lunes las sanciones pactadas en el marco del mismo y el proceso de paz en Oriente Próximo.
La UE ofrecerá a ambas partes un paquete de apoyo "sin precedentes" a Palestina e Israel si sellan un acuerdo de paz movilizando todos los instrumentos comerciales y de inversión público y privados y negociar un Estatus Privilegiado Especial "similar" al Estatuto Avanzado con Marruecos y Túnez.
REPÚBLICA CENTROAFRICANA
A petición de Francia, también discutirán la situación en República Centroafricana y el apoyo que la UE podría brindar en términos de formación de las Fuerzas Armadas del país y ayudar a reorganizarlas y restructurarlas, así como en el caso de otras fuerzas civiles de orden público como la Policía, para apoyar el desarme y el desmantelamiento de milicias y eventualmente apoyo al sector judicial, según fuentes europeas.
La UE ha anunciado ya 50 millones anunciados para financiar la misión internacional liderada por las fuerzas africanas con el apoyo de Francia autorizada por el Consejo de Seguridad de la ONU y los 50 millones de euros de ayuda humanitaria de la UE y los Estados miembros.
España ha anunciado que aportará un avión de transporte militar 'Hércules' para contribuir a transportes logísticos, con una unidad de mantenimiento y apoyo del destacamento aéreo en apoyo de la misión internacional y de Francia. Reino Unido también ha enviado un avión y se espera que otros países como Bélgica, Países Bajos y Alemania también aporten medios aéreos, según fuentes europeas.