Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Interior francés reconoce que los sospechosos habían sido vigilados

Bernard CazeneuveReuters

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha reconocido que pese a que los dos sospechosos del atentado contra la sede del semanario satírico 'Charlie Hebdo', donde 12 personas perdieron la vida, "habían sido objeto de vigilancia" no había pruebas para demostrar que se pudiera producir un ataque inminente.

Cazeneuve ha abandonado la reunión gubernamental que ha dirigido el presidente del país, François Hollande, en el Palacio del Elíseo para trasladarse hasta el sur de París, donde se ha registrado otro tiroteo. Una agente de la Policía ha muerto a causa de las heridas de bala, según han confirmado los medios franceses.
Desde el lugar de los hechos, el ministro ha advertido de que se pueden producir más ataques o manifestaciones de violencia pues, aunque se han aumentado las precauciones, no se puede hablar de "riesgo cero".
"Hemos tomado el cien por cien de las precauciones pero no existe el riesgo cero", ha dicho Cazeneuve en relación con la prevención de atentados en el territorio francés. "Nos enfrentamos a un gran riesgo que puede llevarnos a otras manifestaciones de violencia", ha añadido.